Ángela

Desde mi guarida

3-9-2020

Profetas del mundialismo. Rockefeller

En abril de 2015, Bill Gates, el nuevo gurú del mundialismo, decía alegremente en una conferencia: “Si algo ha de matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, probablemente será un virus muy infeccioso más que una guerra. No misiles, sino microbios”. Según él, sería una pandemia que podría dejar hasta 30 millones de muertos en seis meses. Más vale pasarse que no llegar, pensaría el “filántropo”.

Pero no fue el primer profeta del apocalipsis vírico, se le adelantó la Fundación Rockefeller que, en mayo de 2010, publicó el documento Scenarios for the Future of Technologyand International Development (Escenarios para el futuro de la tecnología y el desarrollo internacional) en el que describen la actual pandemia del COVID 19 con todo lujo de detalles, aunque ellos insisten en que no son predicciones “Es importante destacar que los escenarios no son predicciones. Por el contrario, son reflexiones, hipótesis que nos permiten imaginar, y luego ensayar, diferentes estrategias para estar más preparados para el futuro, o más ambiciosamente, cómo dar forma a un futuro mejor”. Hay que decir que si no son predicciones, los de la Fundación Rockefeller, crean unos escenarios tan reales como la vida misma muchos años antes que la vida misma. Vamos, que si no nos fijamos en la fecha, creeríamos a pie juntillas que están hablando del COVID 19, la pandemia de 2020. También queda claro su objetivo: cambiar el mundo que conocemos "dando forma" a un futuro mejor para ellos, claro.

El escenario que plantean es una pandemia por un virus, “una nueva cepa de influenza, originada en gansos salvajes, extremadamente virulenta y mortal que se produce en 2012 y se extiende rápidamente por todo el mundo, infectando a casi el 20 por ciento de la población mundial y matando a 8 millones de personas en sólo siete meses”. Así comienza el relato. Como si estuvieran viendo la pandemia actual con una máquina del tiempo. Eso sí, la tendencia a exagerar es bastante evidente en estos profetas. Hasta el momento hay 822.000 fallecidos, el 10% de la profecía rockefelleriana; como ya hemos visto Bill Gates subió la cifra a 30 millones cinco años después, no va a ser él menos que Rockefeller. Por eso, Pedro Sánchez, que  leyó o le leyeron el informe, va diciendo por ahí que ha salvado 450.000 vidas. Esa es la cantidad de muertos que le tocaba a España si hubieran acertado con las cifras. 

Continúa el relato: “La pandemia también tuvo un efecto mortal en las economías: la movilidad internacional de personas y bienes se detuvo, debilitando industrias como el turismo y rompiendo las cadenas de suministro mundiales. Incluso a nivel local, las tiendas y edificios de oficinas normalmente bulliciosos permanecieron vacíos durante meses, sin empleados ni clientes”. ¿De verdad no es una predicción? Cualquiera lo diría. Y todavía se sorprenden de que haya gente que piense que la pandemia ha sido provocada. Se lo ponen a huevo. 

Ángela

Desde mi guarida

21-8-2020

Maldita censura
El mundialista Bertrand Russell, decía:

“Yo pienso que el tema que será de mayor importancia políticamente, es la psicología de masas… Los psicólogos sociales del futuro… van a tratar métodos diferentes para producir una convicción firme de que la nieve es negra… Cuando se haya perfeccionado la técnica, todo gobierno… podrá controlar a sus súbditos de manera segura sin necesidad de ejércitos ni policías”.

En estos últimos tiempos están proliferando las páginas web dedicadas a decidir qué información es buena o mala, verdadera o falsa, como si los ciudadanos no fuéramos capaces de discriminar la verdad de la mentira. Nos vamos a referir a maldita.es y al tratamiento que le da a un grupo de médicos que han lanzado un vídeo exponiendo sus dudas a la forma en que el gobierno está actuando frente al coronavirus; se refiere a ellos como “un grupo negacionista del coronavirus y autodenominado Médicos por la verdad. Empiezan por llamar negacionistas a estos médicos, cuando ellos mismos declaran que no niegan la existencia de una enfermedad grave; lo dice claramente la Dra. Albarracín: “No estamos negando la enfermedad COVID 19, ha habido una alta mortalidad por esta enfermedad. No somos negacionistas. No decimos que no ha habido enfermedad, claro que la habido, pero es que esta enfermedad es indistinguible de un síndrome de ADE, por sus siglas en inglés, de una mejora inmunológica dependiente de anticuerpos”. Lo que niegan es que funcionen los PCR y critican la medidas tomadas por el gobierno para tratar la enfermedad.

Comienzan criticando a estos médicos por el tema de la mascarilla. Afirman los de maldita que “el uso de la mascarilla sí es útil para minimizar el riesgo de contagio”, como si los médicos hubieran dicho que no son necesarias. En el vídeo, Natalia Prego Cancelo, médico, dice que la mascarilla solo deberían utilizarla “los médicos, cuidadores, sanitarios y enfermos” y que, como mucho, sería “recomendable su uso obligatorio en zonas de alta contagiosidad, como hospitales”, pero que no hay evidencias científicas de que su uso generalizado sea útil. La Sra. Prego no dice nada raro. La misma OMS no defiende el uso obligatorio de las mascarillas. En un informe del 9 de julio la OMS recomienda “utilizar mascarillas de tela al encontrarse en espacios cerrados y en los que exista hacinamiento”. En ningún momento dice que haya que utilizarla en la calle, ni de forma generalizada. Sí recomienda que “el personal sanitario y los cuidadores que trabajan en todos los entornos clínicos utilicen ininterrumpidamente una mascarilla médica durante todas las actividades ordinarias que realicen en su turno. Esto es exactamente lo que dice Prego.
En Francia no es obligatorio el uso de mascarillas de forma generalizada; hasta el 19 de julio no se ha obligado el uso de mascarillas en espacios cerrados como tiendas, centros comerciales, bancos, etc. En Alemania no ha sido nunca obligatorio llevar la mascarilla en espacios abiertos, sólo en edificios públicos o establecimientos. En Bélgica es obligatorio su uso en espacios cerrados desde el 11 de julio, anteriormente sólo era obligatoria la mascarilla en los transportes públicos o en profesiones en los que el contacto con el cliente es muy cercano peluquerías, dentistas, etc. En Noruega, Suecia o Dinamarca no sólo no son obligatorias las mascarillas, sino que ni siquiera recomiendan su uso generalizado. Maldita no se ha leído las normas de la OMS, ni por supuesto, han echado un vistazo a lo que se recomienda en otros países.

 ÁNGELA

Desde mi guarida

31-7-2020

¿Qué bebe Don Simón?

Del “hoy como con don Simón”, después de meses dándonos las comidas rodeado por militares, policías, guardias civiles (recuerden, aquel que decía que ellos estaban para minimizar las críticas al gobierno, y ahí sigue), he pasado a preguntarme qué bebe don Simón, el flamante director  del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad español. Si alguien lo sabe, por favor, que me lo diga. Porque yo ya soy adicta al agua con bicarbonato. Cada vez que lo veo salir en televisión, y ha salido muchas veces (le gusta más que a un tonto una tiza) recurro al bicarbonato para que no se me produzca una úlcera de estómago. Don Simón debe tomar algo especial, algo muy tonificante y relajante a la vez, agua con limón y con azúcar o miel o algo así, porque no es posible presentarse ante millones de personas durante meses diciendo cosas absurdas y contradictorias y quedarse tan pancho. Por recordar algunas de las más gordas:
"España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado" y esperamos que "no haya transmisión local y en ese caso sería muy limitada y muy controlada”… ¡Qué lince el epidemiólogo de cabecera de Pedro Sánchez!

FernandoSimon«Si mi hijo me pregunta si puede ir a la manifestación del 8-M le diré que haga lo que quiera». (Eso lo declaraba un día antes de la manifestación y en esa misma comparecencia televisiva anunciaba que se posponía la maratón de Barcelona que debía celebrarse el 15 marzo, una semana después de la manifestación. ¿Se aplaza un acontecimiento que se iba a producir una semana después y no sólo no se pospone la manifestación del día siguiente, sino que ni siquiera recomienda a la gente que se quede en su casa, sabiendo que iban a participar más de 100.000 personas sólo en Madrid? Tampoco se aplazaró el congreso de Vox, ni los múltiples partidos de fútbol. A partir de ese día los contagios se multiplicaron de manera espectacular. Cualquier persona mínimamente razonable habría dimitido ese día, pero Don Simón, no. Él está hecho de otra pasta. Él y el gobierno que lo mantiene.

"No es necesario que la población utilice mascarillas"…nos dice, para desdecirse un mes después. El 21 de mayo el gobierno declara que es obligatorio el uso de mascarillas para toda la población y don Simón dice, sin caérsele la cara de vergüenza que “en una situación de escasez en el mercado de mascarillas quisimos ser muy prudentes a la hora de hacer recomendaciones que no se pudieran aplicar”. O sea, que las mascarillas no eran necesarias unos días antes porque en España no había suministro de mascarillas para la población. ¿Y este tipo es médico? El MIR no lo hizo, pero algo estudiaría, digo yo. Me gustaría ver su expediente.

Ángela

26-6-2020

Nos quieren dejar sin dinero

El coronavirus le está sirviendo para todo al gobierno de Pedro Sánchez. Mientras estamos todos pendientes de la pandemia, que ya se encargan sobre todo las televisiones de mantener vivo el miedo, el Grupo Parlamentario Socialista presenta en el Congreso el día 24 de abril una Proposición no de ley sobre la orientación del sistema tributario ante la crisis provocada por el COVID-19. Nos interesa el punto 11: Eliminación gradual del pago en efectivo, con el horizonte de su desaparición definitiva”. Así, sin más. ¿Tanta prisa tiene el ejecutivo como para que en plena crisis sanitaria, con cerca de 40.000 muertos, se ponga a legislar sobre algo que nos cambiaría la vida de forma radical, como es la eliminación del dinero físico? ¿Elige este momento para que no nos enteremos los ciudadanos de que nos quieren robar la cartera?

Al comienzo del coronavirus todas las televisiones sacaban reportajes sobre su transmisión a través del dinero, que era mejor utilizar la tarjeta, absurdo totalmente, pero lo había dicho la OMS ; hasta que la misma OMS dice que no, que no habían dicho eso, que se había tergiversado su mensaje. Donde dije digo, digo Diego. ¿Cuántas veces lo ha hecho en lo que llevamos de pandemia?

dineroEl motivo que alega el gobierno español para proponer la eliminación del dinero en efectivo es el fraude fiscal. Motivo tan absurdo como el anterior. La gente con mucho dinero, conoce mil maneras para no pagar a Hacienda, sobre todo por medios digitales. Las grandes empresas, las grandes fortunas ¿defraudan utilizando billetes o monedas? Nos toman por idiotas. Las grandes empresas, las grandes fortunas no ven un billete desde hace años. Tienen todo un entramado de empresas y gente muy preparada para ocultar el dinero que ganan; mueven millones diariamente, hoy están en Madrid y mañana en Gibraltar, o en las Bahamas.

Hasta el Banco Central Europeo está en contra de estas medidas. Se negó a aceptar la anterior propuesta del PSOE, también dirigida a reducir el efectivo, para bajar de 2.500 a 1.000 euros la cantidad para realizar pagos en metálico en España.

No sólo es el gobierno español, también otros gobiernos están interesados en la eliminación de los billetes. Y los bancos, que están deseando que los billetes desaparezcan de la circulación. En un artículo aparecido en un blog de la Fundación Innovación Bankinter titulado ¿Por qué está desapareciendo el dinero en efectivo? Gonzalo Toca, nos dice las causas por las que “desaparece” el dinero en efectivo: que si la gente prefiere pagar con el móvil, que si las aplicaciones son cada vez mejores y más seguras, y la última: “En tercer lugar, los Estados, que incrementaron sustancialmente sus deudas durante la crisis, creen que el rastro electrónico que dejará el nuevo dinero les vendrá muy bien para perseguir la economía sumergida y para cobrar más impuestos si fueran necesarios”. Esa es la más interesante para los gobiernos: no dejar ni un duro en manos del ciudadano que es el que trabaja. Este interés de la banca es internacional. La compañía financiera Bloomberg lanzó una campaña política contra el dinero en efectivo a través de su periódico en línea. Los argumentos: Son sucios y peligrosos, difíciles de manejar y caros, anticuados y muy análogos”.

Y no podía faltar el perejil de todas las salsas, el multimillonario Bill Gates. La Fundación de Bill Gates, la de Clinton, junto con Visa, Matercard y otros grupos mundialistas han formado la alianza “Better Than Cash” (Mejor que el efectivo), para, con la excusa de  reducir la pobreza, presionar a los países y conseguir la eliminación del dinero en efectivo.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 76 invitados y ningún miembro en línea