Ángela

17-9-21

Pedrito: el niño que quería ser rey

Cuando era pequeñito y le preguntaban, como a todos los niños, qué quería ser de mayor, Pedrito siempre repetía lo mismo: todavía no lo sé. Pero lo sabía, sabía que quería ser rey, pero no quería que nadie lo supiera, no por miedo a que se rieran de él, eso no le importaba nada, no tenía ningún sentido del ridículo, sino por miedo a que alguien le copiara la idea.

Con diecisiete años comenzó a preparar su plan. Era un estudiante normalito y corrientito; sus padres podían pagarle los mejores colegios. Se lo podían permitir. Era una familia muy acomodada. Su padre era un alto cargo del Ministerio de Cultura. Pero Pedrito quería ser mucho más que eso. Se afilió al partido y comenzó su carrera al Olimpo. Estudió empresariales, una carrera que correspondía a su destino (también podría haber estudiado derecho: pinto pinto gorgorito y le salió empresariales).LaMareta

En ese tiempo de formación se buscó la novia apropiada. Le daba igual que fuera más o menos guapa (de hecho eligió la menos), lo importante era que quisiera ser reina y mira por donde, encontró a su reina consorte en el ambiente más inesperado, teniendo en cuenta su entorno familiar, porque el dueño de una sauna gay no es el consuegro más cercano al director de un centro cultural nacional. Su suegro era un tipo muy bien informado. De hecho, a algún policía de esos de las cloacas le grabaron una conversación con otro policía en la que decía haber puesto cámaras y micrófonos en una de las saunas para espiar a un tipo sin control judicial, pero con el consentimiento del suegro de Pedrito  ¿Puede una cámara grabar sólo a una persona concreta? Parece un poco difícil.

Ángela

El infierno afgano

27- 8- 2021

Afganistán tiene más de 38 millones de habitantes. El presidente Pedro Sánchez sale ufano en televisión porque los militares españoles, han conseguido sacar del país a ¡2.206 personas! Unas 90.000 en total han salido hasta ahora en aviones de distintos países occidentales. Un “éxito” según el presidente Sánchez.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en unas declaraciones al periódico El País, sin ningún atisbo de vergüenza, se atreve a declarar: “Nuestra misión era proteger a Estados Unidos, no a Afganistán, y lo hemos conseguido”. Un miserable de primera que añade, con todo el cinismo del mundo, que “rompe el corazón ver el sufrimiento, la tragedia que está sufriendo Afganistán”.

Quedan en el infierno de Afganistán 38 millones de personas que ven el retorno a la esclavitud como algo inevitable. Las torturas, la cárcel, la muerte los esperan; mejor dicho, ya lo están sufriendo. Están solos ante estos bárbaros. Nadie se va a acordar de ellos dentro de cuatro días.

¿Por qué se abandona a la población de manera repentina? ¿Qué ha pasado para que Occidente, y sobre todo, Estados Unidos, salgan huyendo y prefieran aparecer como unos cobardes que hacer frente a los bárbaros? En este artículo Meyssan nos da algunas pistas para entenderlo.

¿Derrota en Afganistán para crear ‎problemas a Rusia y China?‎
Thierry Meyssan

Los grandes medios de difusión están interpretando la caída de Kabul de dos maneras. Unos ‎afirman que los demócratas estadounidenses son cobardes y que la retirada de ‎Afganistán afecta la moral de los aliados de Estados Unidos. Pero otros estiman que ‎Washington ha utilizado bien sus cartas y que ha logrado clavar una espina en el pie a ‎los rusos y los chinos. Esas dos maneras contrapuestas de ver las cosas corresponden ‎al paradigma tradicional del Imperio estadounidense. Por su parte, Thierry Meyssan ‎señala que, desde los hechos del 11 de septiembre de 2001, Washington está en manos ‎de los adeptos de la doctrina Rumsfeld-Cebrowski, en virtud de la cual ‎Estados Unidos busca obligar las demás potencias a pagar por protección en los países ‎cuyas riquezas esperan explotar. ‎

SondeoTrafalgarGroup

El 69,3% de los electores estadounidenses desaprueba la conducción ‎de las operaciones militares en Afganistán por parte de Joe Biden.
Sondeo del Trafalgar Group

Escenas que muestran la desesperación de quienes tratan de huir siguen llegando desde Kabul. Pero, ‎aun dejando de lado el hecho que la mayoría de los que tratan de escapar no son precisamente ‎pacíficos traductores de las embajadas occidentales sino los colaboradores de la campaña de ‎‎“contrainsurgencia” del ocupante estadounidense, lo que estamos viendo es una debacle capaz ‎de hacer perder la fe en el poderío de Estados Unidos. ‎

Por lo pronto:‎

el 51% de los estadounidenses desaprueba la política exterior del presidente Joe Biden;‎
el 60% de los estadounidenses desaprueba específicamente la política de Biden en Afganistán;‎
el 63% piensa que fue una guerra que no valía la pena librar [1];‎
la retirada de Afganistán ha suscitado verdadera conmocion entre prácticamente todos ‎los estadounidenses que combatieron en ese país. ‎
Sin embargo, ya es evidente que en Washington se sabía perfectamente que el ejército afgano ‎no resistiría ante los talibanes –aunque en teoría estos últimos eran 3 veces numéricamente ‎inferiores y estaban pobremente armados. El Combating Terrorism Center (CTC) de West Point ‎había publicado en enero un estudio que preveía la catástrofe que estamos viendo ‎‎ [2]. La cuestión no era saber ‎si los talibanes ganarían o no sino cuándo permitiría el presidente Biden que ganaran. ‎

Las negociaciones entre Estados Unidos y los talibanes, que se alargaron por años antes de que ‎el presidente Biden las interrumpiera bruscamente, fueron la preparación del acto final de ‎abandono del poder frente a los talibanes. Es muy válido que se cuestione el hecho que ‎Washington haya provocado la muerte de cientos de miles de personas y dedicado sumas ‎astronómicas y los esfuerzos de 4 presidentes a expulsar a los talibanes de Kaboul… para ‎terminar dejándolos volver ahora, al cabo de 20 años de guerra, y que nos preguntemos ‎también por qué el presidente Biden decidió asumir el papel de vencido.‎

Estamos ante la misma incomprensión que surgió cuando la Comisión Baker-Hamilton llevó a la ‎retirada estadounidense de Irak, con el secretario de Defensa de entonces –Donald Rumsfeld– ‎asumiendo sin vacilar el mismo papel de vencido. Aquella incomprensión volvió a expresarse hace ‎sólo 3 meses, a raíz del fallecimiento de Rumsfeld. ‎

Es hora de dejar de creer religiosamente lo que afirman los políticos y de prestar más atención a ‎lo que escriben los militares. Los políticos sólo dicen lo que el público está dispuesto a aceptar oír. ‎Siempre estamos del lado correcto y si morimos es por la democracia. Pero los militares ‎no tratan de seducirnos sino de entender lo que se espera de ellos. Los militares no suelen ‎escribir para dorarnos la píldora, más bien suelen exponer la cruda realidad. ‎

Ángela

7-8-2021

Frai Betto: Cuba el paraíso de los pobres

En un artículo reciente titulado Cuba resiste (Red Voltaire), el fraile dominico brasileño conocido como Frai Betto, en su encarecido apoyo al régimen cubano, dice que las últimas manifestaciones en Cuba “son promovidas por los descontentos con la Revolución” ‎que Cubalagarfeldnietocastrogravitan en la órbita del “sueño americano” (parece que los descontentos con la revolución son bastantes más de los que se imaginaba el fraile dominico) con la ayuda “solidaria” de la CIA”, y que, como vienen repitiendo desde el minuto uno de la revolución, la situación lamentable de Cuba se debe al bloqueo de EEUU. Según Frai Betto, nada tiene que ver la incompetencia de la familia Castro y adláteres en el desastre económico del país. Lo que no dice el fraile Betto, es que además del bloqueo, los ciudadanos cubanos tienen que soportar un régimen dictatorial dirigido por la familia Castro que dura ya más de sesenta años; ya vamos por los nietos (ríete de las monarquías), y que no permite la más mínima crítica. (En la imagen uno de los nietos de Castro con Karl Lagarfeld en un viaje a Cuba).

cubapobrezaropatendidaAfirma el fraile Betto que Cuba es una democracia porque, entre otras cosas, no hay paramilitares.¿Que no hay paramilitares? Contra los manifestantes han sacado, no solamente a la policía; también han lanzado a la calle las "Brigadas de respuesta rápida", agrupaciones paramilitares de civiles a los cuales en su centro de trabajo o de estudio les hacen firmar un compromiso de que participarán contra la población en caso de protestas en la calle; y los “comités de defensa de la revolución”, vecinos que espían a vecinos del barrio y pasan información de sus actividades al gobierno. Además de sacar a las calles a los "boinas negras" un temido escuadrón represivo de élite de las Fuerzas Armadas, que atacan sin piedad a la población que se manifiesta pacíficamente.

También saca a colación lo de que con Batista el país era conocido como el “burdel del Caribe”. Parece que eso no ha cambiado nada en Cuba. Amigos que han estado en la isla hace años ya, contaban cómo jovencitas, casi (o sin casi) niñas, “acompañaban” a viejos asquerosos de todo el mundo a cambio de un helado. Todo el mundo lo sabe, no es un secreto, que el turismo sexual es habitual en Cuba.

Pero lo más llamativo de la entrevista es su descripción del país en la que, como buen fraile, saca a colación el cielo, el infierno y hasta el purgatorio.

CubaRichardBransonynietoFidelSi eres rico en Brasil y te vas a vivir a Cuba, conocerás el infierno. ‎No podrás cambiar de coche cada año, ni comprar ropa de diseño o viajar con frecuencia de ‎vacaciones al extranjero”.‎ No debería mentir, Frai Betto, que es usted fraile. Si eres rico en Brasil o en cualquier país del mundo y vas a vivir a Cuba, conocerás el paraíso, “vivirás como dios”. Podrás cambiar de coche cada año, y comprar ropa de diseño porque podrás viajar al extranjero a comprarte todo lo que quieras, como hacen los hijos y los nietos de los Castro y todos los privilegiados del régimen. (En la imagen otro de los nietísimos con el multimillonario Richard Branso).

Ángela

Cuba. la lucha por la libertad

Hace poco más de un mes regresó un amigo cubano de su país. Había ido a visitar a su familia y volvía totalmente desmoralizado. Cuando cuenta lo que ha visto, se le saltan las lágrimas. “Mi país está destruido. No hay de nada, la gente está pasando hambre”. En visitas anteriores la situación que describía era terrible; con esta última visita ya no le quedan calificativos. “Mira dónde vive mi padre”, y me enseña unas fotos de un viejecito en medio de una pocilga, paredes desconchadas, puertas rotas, ventanas sin cristales, trozos de techo en el suelo. En algún momento se ve el cielo desde la “sala”; varios cubos recogen el agua que entra por los agujeros del tejado. “No tiene ni para comer”. Él le manda lo que puede, pero no puede mucho, es un trabajador con familia a la que mantener, y el viejo, que ha trabajado toda su vida, no tiene donde caerse muerto. Una situación miserable. “Pero no te creas que sólo él vive así, son muchos los que viven en esas condiciones”. La miseria se los come.

Y la tristeza. “No te imaginas lo que es pasear por las calles desiertas”. No salen porque no tienen a dónde ir. No hay comercios donde comprar ni dinero para hacerlo. El confinamiento ha acabado con la economía de subsistencia en la que viven desde hace años. Porque el gran logro de la “revolución” es que Cuba ha pasado de la pobreza a la miseria. No ha salido de la economía de subsistencia desde el primer momento de la instauración de la dictadura castrista. Nunca ha salido de ahí. Durante años, todo ha ido a peor.

“Va a salir la gente a las calles, es inevitable”, decía este amigo. “Ya no les queda nada; lo poco que tienen para vivir se lo quitan. Y ya no pueden más”. Comienzan a enfrentarse aunque les cueste la vida. ¿Qué más da morir de hambre que de un tiro?

manifestacionesenCubaEfectivamente, la gente se ha echado a la calle. En todas las poblaciones se están produciendo manifestaciones pacíficas que están siendo reprimidas a golpes y a tiros. No sabemos cuántos muertos hay (el régimen habla de uno, ¡vete tú a saber!) ni heridos ni detenidos porque la prensa controlada por el régimen no dice absolutamente nada, pero nos llegan vídeos grabados por los ciudadanos con teléfonos móviles de las manifestaciones y de la represión.

A pesar de lo que estamos viendo, los pijos y pijas de Podemos y del PSOE con el presidente del gobierno español al frente, dicen que Cuba no es una dictadura. ¿No es una dictadura? Para estos indocumentados, la definición de la RAE: “Régimen político que, por la fuerza o violencia, concentra todo el poder en una persona o en un grupo u organización y reprime los derechos humanos y las libertades individuales”. En Cuba se cumplen todos los requisitos:

-NO hay elecciones libres desde hace 60 años. El clan Castro y sus acólitos dominan el aparato del Estado.

RamonEspinozaherido-NO hay libertad de prensa. Sólo se publica lo que ordena el Estado. No hay prensa independiente. (En la imagen el fotógrafo de AP Ramón Espinoza atacado y herido por pretender informar sobre la represión).

- NO hay libertad de expresión. Cualquiera que diga algo en contra del régimen es detenido, torturado y encarcelado por tiempo indefinido.

- La enseñanza está absolutamente dominada por el Estado.

- NO hay sindicatos que defiendan los derechos de los trabajadores.

- Cualquier manifestación en contra del régimen es atacada con violencia.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 61 invitados y ningún miembro en línea