Ángela

Un interesante artículo sobre la invasión islámica en la India de la que poco se conoce, salvo los estudiosos del tema. Al final del artículo podéis ver el artículo original en inglés.

La invasión islámica de la India:

El Genocidio más grande de la historia

The muslim issue

El historiador musulmán Firishta [nombre completo Muhammad Qasim Hindu Shah, nacido en 1560 y muerto en 1620],  autor de la Tarij-i Firishta y el Gulshan-i Ibrahim, fue el primero en dar una idea del baño de sangre medieval que fue la India durante el dominio musulmán, cuando declaró que más de 400 millones de hindúes fueron asesinados durante la invasión y la ocupación musulmana de la India. Los supervivientes fueron esclavizados y castrados. La población de la India se dice que era de alrededor de 600 millones en el momento de la invasión musulmana. A mediados de la década de 1500 la población hindú era de 200 millones.

En el momento en que los británicos llegaron a las costas de la India y después de siglos de ley islámica gobernando la India, la población hindú no se comportaba como su yo normal; se comportaban como musulmanes. Hay muchos informes de testigos de los archivos británicos de horrendos incidentes hindúes que fueron impactantes en la crueldad con los británicos – y que, por tanto, a veces se refieren a la gente como “salvajes”-. Sí, cualquier persona que se contamina por la asociación con la “cultura” islámica llega a ser realmente contaminada y salvaje.  Eso es exactamente por qué es tan perjudicial y peligrosa.

Hoy en día, al igual que otras culturas con su alma masacrada por el Islam, la India no es verdaderamente una nación hindú. La India es una sombra del Islam, una versión hindú del Islam, donde cada atrocidad humana ha sido emulada y adoptada en una cultura previamente ajena a tal brutalidad. Y en asociación con su plaga mahometana extranjera, estos hábitos islámicos se han convertido, adoptado y aceptado como una parte “normal” de la cultura india. Pero si nos fijamos en la cultura india preislámica de la India, era, en general, una cultura benévola de conocimiento y aprendizaje, mucho más de lo que es hoy en día.

Desde la época de la dinastía Omeya (711 d.C.) al último mogol, Bahadur Shah Zafar (1858), tan ampliamente elogiados como grandes líderes por los propios historiadores indios, ciudades enteras fueron quemadas y sus poblaciones masacradas, con cientos de miles de muertos en cada campaña, y números similares  de deportados como esclavos. Cada nuevo invasor hizo (a menudo literalmente) colinas de cráneos hindúes. Así, la conquista de Afganistán en el año 1000 fue seguida por la aniquilación de la población hindú; la región todavía se llama el Hindu Kush, es decir, “masacre hindú.”

ImperioMogolenlaIndia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La propagación del Imperio Mughal  y la ocupación de la India


El genocidio sufrido por los hindúes y sijs de la India a manos de las fuerzas de ocupación árabes, turcas, mongolas y afganas por un período de 800 años, no está aún  formalmente reconocido por el mundo.
El único genocidio similar en el pasado reciente es el del pueblo judío a manos de los nazis.
El holocausto de los hindúes en la India fue de proporciones enormes, la única diferencia fue que continuó durante 800 años, hasta que los regímenes brutales fueron vencidos en una lucha a vida o muerte por los sijs en el Punjab y los ejércitos hindúes de Maratha en otras partes de la India a finales de 1700.
Tenemos evidencia literaria elaborada del mayor holocausto del mundo a través de relatos históricos existentes de testigos contemporáneos. Los historiadores y biógrafos de los ejércitos invasores y los subsiguientes gobernantes de la India han dejado registros muy detallados de las atrocidades que cometieron en su día a día en los encuentros con los hindúes de la India.

Estos registros contemporáneos que se jactaban y glorificaban los crímenes que se cometieron y el genocidio de decenas de millones de hindúes, violaciones masivas de mujeres hindúes y la destrucción de miles de antiguos templos hindúes / budistas y de bibliotecas han sido bien documentados y proporcionan una prueba sólida del holocausto más grande del mundo.
El Dr. Koenraad Elst en su artículo “¿Hubo un Genocidio islámico de los hindúes?” dice lo siguiente:
“No hay una estimación oficial del número de muertos total de hindúes a manos del Islam. Una primera mirada a importantes testimonios de cronistas musulmanes sugiere que, a lo largo de 13 siglos y en un territorio tan vasto como el subcontinente, los guerreros santos musulmanes, fácilmente mataron a más hindúes que los 6 millones del Holocausto. Ferishtha enumera varias ocasiones en que los sultanes Bahmani de la India Central (1347-1528) mataron a un centenar de miles de hindúes, que establecieron como un objetivo mínimo cada vez que querían castigar a los hindúes; y eso que sólo eran una dinastía provincial de tercer rango.
Las mayores matanzas tuvieron lugar durante las incursiones de Mahmud Ghaznavi (aproximadamente en el 1000 de nuestra era); durante la conquista  del norte de la India por Mohammed Ghori y sus lugartenientes (1192 y ss.); y bajo el Sultanato de Delhi (1206-1526) “.

LaspinturasdeEdwinLordWeeks

También escribe en su libro “La negación de la India”:
“Las conquistas musulmanas, hasta el siglo XVI, fueron para los hindúes una lucha pura de vida y  muerte. Ciudades enteras fueron quemadas y las poblaciones masacradas, con cientos de miles de muertos en cada campaña, y un número similar de deportados como esclavos. Cada nuevo invasor hizo (a menudo literalmente) colinas de cráneos hindúes. Por lo tanto, la conquista de Afganistán en el año 1000 fue seguida por la aniquilación de la población hindú; la región todavía se llama el Hindu Kush, es decir, la masacre hindú”
Will Durant argumentó en su libro de 1935 “La historia de la civilización: Nuestra Herencia Oriental” (página 459):
“La conquista mahometana de la India es probablemente la historia más sangrienta de la historia. Los historiadores y eruditos islámicos han registrado con gran júbilo y orgullo las masacres sobre los hindúes, las conversiones forzadas, los secuestros de mujeres y niños hindúes para los mercados de esclavos y la destrucción de templos llevadas a cabo por los guerreros del Islam desde el 800 d.C. al 1700 d.C. Millones de hindúes se convirtieron al Islam por la espada durante este período “.
Francois Gautier en su libro “La reescritura de la historia india ‘(1996) escribió:
“Las masacres perpetradas por los musulmanes en la India no tienen paralelo en la historia, más grande que el Holocausto de los judíos por los nazis; o la matanza de los armenios por los turcos, … “.


Fernand Braudel describió en Una Historia de las Civilizaciones (1995), el dominio islámico en la India como un
“Experimento colonial” “extremadamente violento”, y “los musulmanes no podían gobernar el país, excepto por el terror sistemático. La crueldad era la norma, quemas, ejecuciones sumarias, crucifixiones y/o empalamientos, torturas inventivas. Templos hindúes fueron destruidos para dar paso a las mezquitas. En ocasiones hubo conversiones forzadas. Si alguna vez hubo un levantamiento, fue salvajemente reprimido de forma instantánea: las casas fueron quemadas, los campos fueron arrasadas, los hombres fueron sacrificados y las mujeres tomadas como esclavas “.

Alain Daniélou en su libro, Histoire de l’Inde escribe:
“Desde el momento en que los musulmanes comienzan a llegar, alrededor del 632 d.C., la historia de la India se convierte en una serie larga, monótona, de asesinatos, masacres, expoliaciones y destrucciones. Es, como de costumbre, en nombre de la ‘guerra santa’ de su fe, de su único Dios, que los bárbaros han destruido civilizaciones, aniquilado razas enteras “.
Irfan Husain en su artículo “Los demonios del pasado”, observa:
“Aunque los eventos históricos deben ser juzgados en el contexto de su tiempo, no se puede negar que, incluso en ese sangriento período de la historia, sin piedad, se demostró para los hindúes la mala suerte de estar en el camino de cualquiera de los conquistadores árabes de Sindh y el sur Punjab, o los asiáticos centrales que barrieron Afganistán… los héroes musulmanes que figuran, más grandes que la vida, en nuestros libros de historia cometieron crímenes terribles. Mahmud de Ghazni, Qutb-ud-Din Aibak, Balban, Mohammed Bin Qasim, y Sultan Mohammad Tughlak, todos tienen las manos manchadas de sangre que el paso de los años no ha limpiado. Visto a través de los ojos hindúes, la invasión musulmana de su tierra natal fue un desastre absoluto.
“Sus templos fueron arrasados, sus ídolos destrozados, sus mujeres violadas, sus hombres muertos o tomados como esclavos. Cuando Mahmud de Ghazni entró en Somnath, en una de sus incursiones anuales, mató a sus 50.000 habitantes. Aibak mató y esclavizó a cientos de miles de personas. La lista de horrores es larga y dolorosa. Estos conquistadores justificaron sus acciones alegando que era su deber religioso para herir a los no creyentes. Encubriéndose a sí mismos con la bandera del Islam, afirmando que estaban luchando por su fe cuando, en realidad, estaban cayendo en la masacre y el saqueo… “
Una muestra de relatos de testigos contemporáneos de los invasores y gobernantes islámicos durante la conquista de la India.

El gobernante afgano Mahmud al-Ghazni invadió la India no menos de diecisiete veces entre 1001-1026 d.C. El libro ‘Tarij-i-Yamini’, escrito por su secretario, documenta varios episodios de sus sangrientas campañas militares:

“La sangre de los infieles fluía tan copiosamente [en la ciudad india de Thanesar] que la corriente estaba descolorida, a pesar de su pureza, y la gente no podía beberla… los infieles abandonaron la fortaleza y trataron de cruzar el espumoso río… pero muchos de ellos fueron asesinados, detenidos o ahogados… Cerca de cincuenta mil hombres murieron”.

En el registro contemporáneo, ‘Taj-ul-Ma’asir’ realizado por Hassn Nizam-i-Naishapuri, se afirma que cuando Qutb-ul-Din Aibak (de origen turco-afgano y primer sultán de Delhi 1194-1210 d.C.) conquistó Meerat, demolió todos los templos hindúes de la ciudad y erigió mezquitas en su lugar. En la ciudad de Aligarh, convirtió a los habitantes hindúes al Islam por medio de la espada y decapitó a todos aquellos que se mantenían en su propia religión.

Batalla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El historiador persa Wassaf escribe en su libro ‘Tazjiyat-ul-wa Amsar Tajriyat ul Asar’ que cuando Alaul-Din Khilji (un afgano de origen turco y segundo gobernante de la dinastía Khilji en la India 1295-1316 d.C.) capturó la ciudad de Kambayat en el golfo de Cambay, mató a los hombres adultos hindúes para la gloria del Islam, fluyeron ríos de sangre, envió a las mujeres del país con todo su oro, plata y joyas, a su propia casa, e hizo sus esclavas privadas a unas veinte mil doncellas hindúes.

India tiene una larga y profunda historia cultural. El hinduismo comenzó allí alrededor del 1.500 a,C. y el budismo alrededor del siglo VI a.C. Esta cultura había desarrollado actividades intelectuales, religiosas y artísticas impresionantes. Antes y después de los primeros días del Islam, los eruditos indios realizaron investigaciones en ciencias, matemáticas (el cero, el álgebra, la geometría, el sistema decimal, los llamados números ‘árabes’ ¡que son en realidad hindúes!), la medicina, la filosofía, etc., para las cortes de otros (incluyendo a los musulmanes, por ejemplo Bagdad).

Otros fueron a estudiar en las universidades establecidas en la India. Niños y niñas de la India fueron educados en un sistema de educación relativamente extendido en una amplia variedad de temas como la ciencia, la medicina y la filosofía. El arte y la arquitectura de la India eran magníficos. Eran gente próspera. Entonces llegó el Islam. Masacre, esclavitud, violación, violencia, saqueos, destrucción de lugares religiosos, del arte y de la arquitectura; la pobreza, la explotación, la humillación, el hambre, la conversión forzada, disminución de las actividades intelectuales, la destrucción social y un empeoramiento de los males sociales. Para el Islam, todo lo que no es islámico es de una época de ignorancia -Jahiliyya- y debe ser destruido (¡o apropiárselo y llamarlo Islam!). El asalto creó los romaníes (gitanos *), destruyó el ‘hindú’ Afganistán y formó Pakistán (Cachemira) y Bangladesh.

* Según el lingüista Vania de Gila Kochanowski, en el siglo IX el Islam invade la India y los indios que moraban en los territorios noroccidentales de la península indostánica emprenden una gran migración hacia el oeste. La segunda migración se produce en el siglo XIII, cuando los hoy llamados gitanos abandonan sus casas ante la llegada de los ejércitos mongoles que conquistan el territorio. A partir de entonces el éxodo de viajeros es continuo. (Para ver más pinchar aquí)

El coste de las invasiones musulmanas es enorme en vidas, riqueza y cultura. Las estimaciones sugieren que 60-80 millones de personas murieron a manos de los invasores musulmanes y gobernantes entre los años 1000 y 1525. (Lal Khan citado en la pág. 216) ¿Te parece imposible? En la guerra de la independencia de Bangladesh, en 1971, el ejército musulmán paquistaní mató entre 1,5/3 millones de personas (en su mayoría musulmanes…) en tan sólo 9 meses. (Khan p. 216). El mundo miraba para otro lado. El número real de hindúes brutalmente asesinados por los musulmanes fue de alrededor de 400 millones, no 60-80 millones, según Firishta [1560-1620], el autor de la Tarij-i Firishta y el Gulshan-i Ibrahim].

elsoldadoLa conquista musulmana de la India fue probablemente la más sangrienta de la historia: Los historiadores y eruditos islámicos han registrado con la máxima alegría y orgullo las masacres sobre los hindúes, las conversiones forzadas, los secuestros de mujeres y niños hindúes para los mercados de esclavos y la destrucción de templos llevados a cabo por los guerreros del Islam entre el 800 d.C. y el 1700 d.C. Millones de hindúes se convirtieron al Islam por la espada en este periodo “(historiador Durant citado en Khan p. 201)

Y Rizwan Salim (1997) escribe lo que los invasores árabes realmente hicieron:

“Salvajes a un nivel muy bajo de la civilización y ninguna cultura digna de tal nombre, desde Arabia y Asia occidental, comenzaron a entrar en la India desde principios del siglo en adelante. Los invasores islámicos demolieron innumerables templos hindúes, destrozaron innumerables esculturas e ídolos, saquearon innumerables fortalezas y palacios de reyes hindúes, mataron a un gran número de hombres hindúes y se llevaron a las mujeres hindúes…pero muchos indios no parecen reconocer que los extraterrestres musulmanes destruyeron la evolución histórica de la civilización más avanzada mentalmente de la tierra, la cultura más ricamente imaginativa y la sociedad más vigorosamente creativa.”(Citado en Khan p. 179)

Por supuesto que indios pre-Islam lucharon, pero no era la práctica esclavizar o devastar o masacrar, o destruir los lugares religiosos, o dañar los cultivos y a los agricultores. Las batallas se llevaban a cabo normalmente a campo abierto entre el personal militar (Khan p. 205-207). No existía el concepto de ‘botín’ por lo que los indios no estaban preparados para el ataque del Islam. Los indios indígenas se vieron obligados a huir a las selvas y montañas, o se enfrentaron a la agotadora explotación a los impuestos, a las matanzas o la esclavitud, mientras que su sociedad fue degradada y destruida. Los musulmanes atacaron constantemente a la población indígena idólatra y también lucharon entre sí en las revueltas incesantes de generales, jefes y príncipes durante todo el tiempo del dominio islámico (Khan p. 205).

Esclavitud:

Inicialmente ‘India’ incluye parte del Pakistán de hoy (Sindh), Bangladesh, Bengala y Cachemira. Hinduismo y budismo florecieron en Afganistán antes de la conquista islámica (siglo VII). En el siglo XVI Afganistán fue dividido entre el imperio mogul musulmán (Mughal) de la India y Safavids de Persia.

Al principio los Omeyas impíos, permitieron a los hindúes el estatus de dhimmi, posiblemente debido a su gran número, la resistencia al Islam y su valor como fuente de ingresos fiscales. Esto viola el texto islámico y la ley que exige la muerte o la conversión de idólatras y politeístas. Cuando se le preguntó al Sultan Iltutmish (d 1236) por qué a los hindúes no se les dio la posibilidad de elegir entre la muerte y el Islam, respondió:
“Por el momento en la India… los musulmanes son tan pocos que son como la sal (en un plato grande)… sin embargo después de unos años, cuando en la capital y las regiones y todos las pequeñas ciudades los musulmanes estén bien establecidos y las tropas sean más grandes…será posible dar a los hindúes la elección de la muerte o el Islam “(citado en Lal [c] p 538).

A pesar de su supuesta condición de “dhimmi”, la masacre en masa, la conversión forzada masiva y la esclavización de masas con la consiguiente conversión forzada al Islam se practica en todo el gobierno islámico y hasta en el siglo XX como muchos exigieron a los idólatras politeístas, o conversión o muerte. Los combatientes hindúes y los varones fueron sacrificados con las mujeres y los niños esclavizados. La esclavitud como eunucos se practicaba en los niños pequeños.

A menudo, no se dan los números reales, sino simplemente comentarios como ‘innumerables cautivos / esclavos “, o “se tomaron todas las mujeres y los niños.’ Donde se registraron los números las cifras son aterradoras. Junto con las personas, los musulmanes tomaron todo lo que pudieron, monedas, joyas, telas, ropa, muebles, ídolos, animales, grano, o lo destruyeron.

Los gobernantes musulmanes eran extranjeros. Hasta el siglo XIII, la mayoría de los esclavos fueron enviados fuera de la India, pero tras el Sultanato de Delhi (1206) fueron retenidos para trabajar para el sultanato, vendidos en la India o enviados a otra parte. Se importaron esclavos de otros lugares y los ejércitos musulmanes estaban compuestos de una amplia gama de grupos de esclavos extranjeros “convertidos” al Islam e “hindúes conversos”.

Los esclavos eran el botín prometido por Allah y obtenerlos era una fuerte motivación para la yihad.
“Los esclavos eran tan abundantes que llegaron a ser muy baratos; los hombres… fueron degradados… pero esta es la bondad de Dios, que otorga honores en su propia religión y degrada la infidelidad”. (Cronista musulmán Utbi sobre el Sultan Subuktigin de la incursión de esclavos de Ghazni [942-997] en p.166 Sookdheo).

En Sindh (primera zona atacada con éxito) la primera comunidad “musulmana” estaba compuesta principalmente de esclavos forzados al Islam y un pequeño número de maestros árabes (Khan p. 299). Inicialmente los esclavos fueron forzados a salir de la India; por ejemplo, Qasim (árabe), el conquistador de Sindh enviado por Hajjaj bin Yusuf Sakifi en el califato de Walid I, se llevó 300.000 en una campaña de 3 años de 712-715 (Khan p. 299, Trifkovic p 109). Los combatientes musulmanes vinieron de todas partes para participar en este ‘yihad’. Qasim fue repentinamente llamado y ejecutado por supuestamente violar a dos princesas Sindhi destinadas al harén del califa!! (Lal [c] p 439)

Entradatriunfal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los Ghaznivids-turcos de Ghazni, Afganistán (997-1206) que sometieron el Punjab

Tras 17 ataques (997-1030) el sultán Muhmud Ghazni (Turk de Afganistán, 997-1030) envió cientos de miles de esclavos a Ghanzi (Afganistán), resultando en una pérdida de alrededor de cerca de 2 millones de personas a través del sacrificio o la esclavitud y la venta fuera de la India (Khan p 315). Los cronistas (por ejemplo UTBI, secretario del sultán) proporcionan algunos números, por ejemplo –de Thanesar, el ejército musulmán devolvió 200.000 cautivos a Ghazni (Afganistán). En 1019, 53.000 fueron cautivados. En una ocasión la parte (1/5) del califa era de 150.000, lo que sugiere unos 750.000 cautivos. 500.000 fueron tomados en una misma campaña (en Waihind) (Lal [c] p 551). El secretario de Mahmud al-UTBI registra:

"Las espadas brillaron como un rayo en medio de la negrura de las nubes, y fuentes de sangre fluyeron... Los amigos de Dios derrotaron a sus oponentes ... Los musulmanes se vengaron contra los infieles enemigos de Dios matando a 15.000 de ellos... haciéndoles alimento de las bestias y de las aves de rapiña... Dios también otorgó a sus amigos tal cantidad de botín más allá de todos los límites y cálculos, incluyendo 500.000 esclavos, hermosos hombres y mujeres" (Khan, p. 191)

Los Ghaznivid gobernaron en el ‘sultanato islámico del Punjab’ hasta 1186. Los ataques en Cachemira, Hansi, y distritos del Punjab resultaron en masacre y esclavitud en masa, por ejemplo de 100.000 en 1079, en un ataque en el Punjab (Tarik -i-Alfi en Khan p 276-7, Lal [d] p 553

Bajo los gobernantes de Ghaurivid (turcos) por ejemplo Muhammad Ghauri (afgano) y su comandante militar entonces gobernante, Qutbuddin Aibak (r1206-1210), el sultanato de Delhi fue establecido. Las decapitaciones masivas, la esclavitud, las conversiones forzadas, el saqueo y la destrucción de templos continuaron. Los esclavos eran increíblemente abundantes. En 1195, Aibak tomó 20.000 esclavos en Raja Bhima y 50.000 en Kalinjar (1202) (Lal [c] p 536).

“Incluso el pobre (musulmán) jefe de familia se hizo dueño de numerosos esclavos ‘. (103 Khan, Lal [c] p 537).

A través de los siglos XIII-XIV gobernado por Khilji (Khaljis) y Tughlaq, la esclavitud creció a medida que el Islam se extendió. Miles de esclavos se vendían a bajo precio todos los días (Khan p. 280). (R 1296-1316). La captura de esclavos de Alaudín fue “estupenda”, y los encadenó, esclavizó y humilló (Lal [c] p 540). En el saqueo de Somnath sólo él:

“Cautivó a un gran número de hermosas y elegantes doncellas (20.000) y niños de ambos sexos…más de lo que la pluma puede enumerar. El ejército mahometano llevó al país a la ruina total, destruyó la vida de los habitantes, y saqueó las ciudades y capturó a sus descendientes. “(Historiador citado en Bostom p 641, Lal [c] p 540)

Fueron masacrados muchos miles. Alaudín (r 1296-1316) tenía 50.000 niños esclavos en su servicio personal y 70.000 esclavos trabajaban continuamente en sus edificios. (Lal [c] p 541)

Las mujeres practicaron Jauhar (quemándose o suicidándose para evitar la esclavitud y la violación) y sati (práctica hindú de las viudas arrojándose a la pira funeraria del marido).

El sufi Amir Khusrau señala que “los turcos, cuando quieran, pueden apoderarse, comprar o vender a cualquier hindú” (Lal [c] p 541)

 

Esclavizados y castrados

Eunucos:
 
En todo el mundo islámico, los vencidos fueron castrados, incluso en la India. Esto se hizo para que los hombres pudieran guardar los harenes, proporcionar indulgencia carnal a los gobernantes, dar devoción al gobernante ya que no tenían esperanza de tener una familia propia y, por supuesto, esto redujo rápidamente la reproducción de los conquistados. La castración era una práctica común en todo el dominio musulmán, posiblemente contribuyendo a la DECLINACIÓN de la población de la India de 200 millones en el 1000 a 170 millones en el 1500 DC (Khan p. 314)

Una vez que el Sultan Khilji Bakhtiyar conquistara  Bengala en 1205, se convirtió en un proveedor, líder, de esclavos castrados. Este sigue siendo el caso en el período Mogul (1526-1857).
Akbar el Grande (1556-1605) poseía eunucos. Said Khan Chaghtai (un oficial del hijo de Akbar Jahangir) ¡poseía 1.200 eunucos! En el reinado de Aurangzeb, en 1659 en Golkunda (Hyderabad), 22.000 niños fueron castrados y entregados a gobernantes y gobernadores musulmanes o vendidos. (Khan 313).
El sultán Alaudín (r 1296-1316) tenía 50.000 chicos para su servicio personal; El sultán Muhammad Tughlaq (r 1325-1351) tenía 20.000 y el sultán Firoz Tughlaq (r 1351-1388) tenía 40.000 (Firoz Tulghlaq gustaba recoger niños de cualquier manera y tenía 180.000 esclavos en total (Lal [c] p 542). Varios comandantes bajo varios sultanes eran eunucos. Historiadores musulmanes registran el ‘capricho’ de los sultanes Mahmud de Ghazni, Qutbuddin Aibak, y Sikandar Lodi, ¡por chicos jóvenes y guapos! El sultán Mahmud se encapricha de su comandante hindú Tilak (Khan p 314)

Conclusión:  El comportamiento inhumano aplicado a toda la población de la India por los musulmanes era el mismo ya fueran los musulmanes sufíes, árabes, afganos, turcos… ya que todos seguían las leyes del Islam, el texto y el buen ejemplo de Mahoma. También hay que señalar que la violencia y la esclavitud continuaron incluso después de que tuvieran el control virtual sobre la India, ya que el objetivo no era simplemente vencer, sino para forzar a todos a entrar al Islam. Los musulmanes no llegaron para unirse a la sociedad india, llegaron para limpiarla y reemplazarla por el Islam, que les dice que son dueños de todo porque es el botín prometido por Dios. Los paganos, idólatras y politeístas tenían que convertirse o morir y sólo entonces ¡podría haber paz (islámica)! Los esclavos eran la recompensa justa para los combatientes del Islam, parte del botín prometido por Allah.


Referencias:

1) Bostom, A.G. ‘El legado de la Yihad: la guerra santa islámica y el destino de los no musulmanes’ Prometheus Books. Nueva York. 2005.
2) Khan, M.A. ‘Yihad Islámica: Un legado de conversión forzada,  imperialismo y  esclavitud’ iUniverse, Bloomington, IN. 2009. (Un ex-musulman indio) .
3) Lal [a], K.S. Los  musulmanes invaden la India p 433-455 en Bostom (1).
4) Lal [b], K.S. Yihad bajo los turcos y yihad bajo la mongoles p 456-461 en Bostom (1).
5) Lal [c], KS. Toma de esclavos durante el dominio musulmán en pp. 535-548 Bostom (1).´´
6) Lal [d], K.S. Esclavización de los hindúes por los invasores árabes y turcos p 549-554 en Bostom (1).
7) Lal [e], K.S. Los orígenes del sistema esclavista musulmán p 529-534 en Bostom (1).
8) La confianza del viajero: Un manual clásico de la sagrada ley islámica. En árabe con texto (para confrontar) en inglés, comentarios y apéndices editados y traducidos por Nuh Ha Mim Keller Al-Misri, Ahmad ibn Naqib; Publicaciones Amana Maryland EE.UU. 1994.
9) Sookhdeo, P. ‘Yihad global: El futuro en la cara del Islam militante“. Isaac Publishing. 2007.
10) Trifkovic, S. “La espada del profeta”.  Regina Prensa ortodoxa, Inc. 2002.
11) Ye’or, Bat. “Islam y Dhimmitude : Dónde las civilizaciones chocan” Traducido del francés por Miriam Kochan y David Littman. Fairleigh Dickinson University Press 2002, reimpresión de 2005.

Artículo original: Islamic Invasion Of India: The Greatest Genocide In HistoryIslamic Invasion Of India: The Greatest Genocide In History

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Búsqueda

En línea

Hay 147 invitados y ningún miembro en línea