Ángela

Bélgica y el genocidio en Ruanda

Bélgica muestra de nuevo su mentalidad supremacista pidiendo a España explicaciones sobre las condiciones de las cárceles cuando España reclama la extradición de Puigdemont y los demás golpistas huidos. Explicaciones sobre las comidas de los presos y las dimensiones de las celdas, como si España fuera un país tercermundista. Bélgica que ha sido condenada por vulnerar los derechos de los presos ; un país en el que el hacinamiento en las cárceles es terrible (un 109,6% frente al 84,2% de las españolas). Un país que con una población de 11.365.800 habitantes tiene 5.553 presos preventivos (España con una población de 46.410.149 tiene 7.640), se atreve a pedir explicaciones a los demás.
El país que más genocidios ha provocado en Europa y no en el s.XII, si no en los albores y las postrimerías del s. XX, insiste en su idea insultantemente supremacista.
Si hace unos días les recordábamos las barbaridades que cometieron en el Congo, ahora les recordamos el genocidio de Ruanda en el que su implicación (junto con Francia) está más que probada. Teniendo en cuenta su pequeño tamaño y escasa población en relacióno a la cantidad de muertes, mutilaciones, torturas que han provocado se puede decir que, en proporción, el Estado belga es el más criminal de la historia

Ruanda

El atentado que acabó con la muerte de los presidentes de Ruanda, Juvenal Habyarimana  y Burundi Cyprien Ntaryamira el 6 de abril de 1994, fue el pistoletazo de salida para una de las masacres más terribles de la historia. En 13 semanas, más de 800.000 personas fueron asesinadas, cerca del 75 % de la población tutsi de Ruanda. La matanza comenzó apenas unas horas después de que fuese derribado por un misil poco antes de aterrizar en el aeropuerto de Kigali,el avión en que viajaban los dos presidentes tras unas negociaciones de paz en Tanzania.


El genocidio fue planeado y ejecutado con cuidado. A partir de listas preparadas, primero los militares y después un número desconocido de personas portadoras, la mayoría de ellas de machetes, de garrotes con clavos o de granadas, asesinó metódicamente a quienes figuraban en las listas. Participó en este exterminio prácticamente cada segmento de la sociedad ruandesa: médicos, enfermeras, profesores, sacerdotes, monjas, negociantes, funcionarios gubernamentales de todos los rangos, incluso niños
Por sorprendente que parezca, las masacres tuvieron lugar mientras un contingente de las fuerzas de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz -Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Ruanda (UNAMIR)- se encontraba en el país para facilitar las negociaciones de paz entre el Gobierno hutu de entonces y el Frente Patriótico Ruandés de predominancia tutsi (FPR). Contingente formado cascos azules belgas, que en una demostración de cobardía increíble, salieron corriendo dejando a la minoría tutsi en manos de los furiosos hutus.

cascosazulesbelgas
Pero el conflicto venía de largo. Ruanda fue protectorado alemán y después belga desde 1916 hasta julio de 1962 en que alcanzó la independencia. Y en su caso se puso de manifiesto, como en el caso del Congo, el racismo belga.
Cuando los alemanes llegaron a Ruanda se encontraron con una sociedad bien organizada y una civilización bastante desarrollada; convivían tres pueblos: los hutus, los tutsis y los twa, sin graves problemas. Pensaron que este desarrollo se debía al dominio de la aristocracia tutsi y en ellos se apoyaron los belgas que continuaron la colonización a partir de 1916 para dominar a toda población. Reservaron a los tutsis el acceso a la enseñanza, con la colaboración de la iglesia católica belga que tenía el monopolio de la enseñanza. La población mayoritaria eran los hutus pero quedaron relegados por los tutsis que coparon todos los puestos políticos, la administración y la justicia. Esto duró hasta finales de los años cincuenta, cuando los tutsis que controlan el país quieren la independencia de Bélgica. A partir de ese momento, el Estado belga comienza a apoyar a los hutus, a los que considera más manejables, en detrimento de los tutsis. Con la ayuda de la iglesia, comienzan las campañas en contra de los tutsis a los que consideran responsables de todos los males del país.
En 1959 introducen en los documentos de identidad la etnia de cada uno para mostrar las diferencias. Lo denuncia una mujer tutsi, Félicité Lyamukuru (36 años, madre de cuatro niños): «Yo no comprendo como la administración colonial logró imponer esta ideología de la diferenciación. Los blancos nos medían la nariz para confirmar que éramos tutsis, ellos mencionaban la etnia en nuestros documentos de identidad, nos subían a un pedestal discriminando a los hutus. Pero cuando los tutsis pidieron la independencia del país, Bélgica operó un cambio: hizo a los hutus ciudadanos de primera categoría. A partir de 1959, todo comenzó a ser peligroso para los tutsis. En un abrir y cerrar los ojos, habíamos sido atacados por perros rabiosos por haber sido discriminados » "Tu comprendras plus tard..."

Efectivamente, cuando quisieron independizarse los tutsis, todo fue a peor para ellos. Los belgas querían asegurarse el apoyo de la población mayoritaria y los hutus, maltratados hasta entonces, fueron “elevados de categoría” a costa de la minoría tutsi que hasta el momento dominaba la política y la administración. El conflicto estaba servido.
Como explica Jean Peltier : " Esto no es, como se oye a menudo, el resultado de un viejo odio tribal de muchos siglos entre poblaciones medio bárbaras de tutsis y hutus. El genocidio es, por el contrario, el resultado de una política orquestada de división y de oposición de las poblaciones locales, conducida conscientemente por las grandes potencias europeas-Bélgica a la cabeza- durante el período colonial primero, pero también después”.
En 1962 Ruanda se independiza de Bélgica, pero los militares belgas siguen allí. Los enfrentamientos son continuos en un país con una pobreza que iba en aumento, hasta que en 1.994 se produce la gran matanza.

Lo denunciaba Paul Kagame en una entrevista que podéis leer a continuación traducida. Para ver la versión original en francés pinchar aquí

Entrevista con Paul Kagame, presidente de Ruanda

Ruanda acusa a Bélgica de haber creado divisiones, causa del genocidio

El presidente ruandés Paul Kagame ha acusado al colonizador belga de haber introducido en su país, entonces administrado por Bélgica, distinciones entre las tres etnias que viven en Ruanda, que él presenta como una de las causas que vienen de lejos del genocidio de 1994.
 “El genocidio que tuvo lugar en 1994 (que produjo, según la ONU, al menos 800.000 muertos, principalmente en el seno de la minoría tutsi) tiene una larga historia, que había comenzado unas decenas de años antes, en 1959”, afirma el hombre fuerte de Ruanda, en un libro de entrevistas recogidas por el director de redacción del semanal francés Joven  África, François Sondan.

Bélgica quiso crear una situación que le fuera favorable
“Los belgas habían intentado, en un primer momento, asociarse a la monarquía (ancestral dominada por los tutsi), pero yo pienso que la familia reinante era demasiado independiente y que los colonialistas no querían mantener en el poder a personas susceptibles de resistírseles. Entonces, ellos intentaron crear una situación que les fuera enteramente favorable. Gracias a la presencia de la Iglesia y al conjunto de sus actividades a través del país, pudieron agarrarse a lo que podrían explotar fácilmente, es decir, a las diferencias presentes en el seno de la sociedad, con el fin de provocar sufrimiento. Presentaron entonces a la población un nuevo concepto, según el cual los ruandeses se dividían en lo que ellos llamaron “identidades étnicas”, haciendo distinciones entre los hutu, los tutsi y los twa, añade el Sr. Kagame.

“Esta práctica se había producido más de dos decenios antes (en 1935), pero tuvo su apogeo al final de los años 1950 (poco antes del acceso de Ruanda a la independencia, en julio de 1962), momento clave en el que los belgas necesitaban maniobrar para aumentar la división en el país, con el fin de derrocar al gobierno”, prosigue dirigiéndose al Sr Sondan en las entrevistas realizadas –en inglés- en Kigali entre diciembre de 2013 y junio de 2014.
Kagame recuerda que es la administración belga la que introduce en los años 1930 la emisión de documentos de identidad étnicos sobre la base de investigaciones “científicas” referentes a una raza “superior”, la raza camítica (la de los tutsi, considerada más elevada que la de las poblaciones negroides, como los hutu).

Cambio de apoyo

Al final de los años 1950, el  gobierno belga, bajo la influencia del clero belga establecido en Ruanda, había cambiado el apoyo que aportaba a la minoría tutsi por el apoyo a la mayoría hutu.
“Ellos (los belgas) excluyeron a ciertos grupos de poder y favorecieron a otros. Influenciaron y alentaron el odio entre la población con la cuestión de la identidad étnica.
Kagame acusa igualmente a los “colonos belgas” que administraron el país durante 60 años de estar implicados en numerosas acciones impropias, de las que el asesinato formaba parte”.

Bélgica bajo sospecha
El jefe de Estado ruandés subraya que en los años 1950 el monarca de la época, Mutara III Rudahigwa, fue asesinado en Burundi (en 1950) cuando participaba en una cumbre a iniciativa de las autoridades belgas. “Nadie hasta el momento ha juzgado necesario abrir una investigación a fin de elucidar el misterio de este asesinato. Los belgas son los principales sospechosos, pues estaban indispuestos con el rey Rudahigwa, que no se plegaba a su voluntad. Ellos querían instalar a otro grupo en el poder. Pueden interpretar estos hechos como quieran, pero los hechos son incontestables”, remarca.
Tanto Ruanda como Burundi, son antiguos protectorados alemanes administrados por Bélgica entre 1922 y julio de 1962, fecha de su acceso a la independencia.

Para más información podéis entrar en el blog de Enrique Ros, Apuntes de historia. Genocidio Ruanda - Burundi
También podéis leer el artículo de Ludo Martens, Rwanda: La responsabilité de la Belgique dans la création de l'idéologie raciste

 

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 19 invitados y ningún miembro en línea