Ángela

Injerencia de francia en España

Según “una fuente del Palacio del Elíseo, la Presidencia francesa "vigila de cerca" las conversaciones con Vox para formar Gobierno en Andalucía. Advierte, especialmente a Ciudadanos, de que "no puede haber alianzas con la extrema derecha" en España. Dicha fuente añade que "trabajar con un partido de extrema derecha no es algo anodino" y que "lo tendrán en cuenta" en su "reflexión" para elegir a sus socios en Europa. "Para Francia, la irrupción de Vox en las instituciones "demuestra desgraciadamente que no hay una excepción española" al auge de los partidos de extrema derecha, y añade que "España no está a salvo de un sentimiento nacionalista y quizá también de un sentimiento de renovación política, que ya se habían expresado por la emergencia de dos nuevos partidos, en la izquierda y el centro-derecha, con Podemos y Ciudadanos".
Esta advertencia del Gobierno francés nos llama la atención por lo que tiene de injerencia de un país en los asuntos de otro, sobre todo en el de las elecciones, base de los sistemas democráticos. Pero esto no es lo peor, lo peor es que ni PP ni Ciudadanos ni PSOE o Podemos han dicho nada ante esta injerencia francesa. ¿Se siente Francia con derecho a decidir qué partidos gobiernan en cada país? ¿Han hecho los franceses este tipo de declaraciones cuando la extrema derecha ganó las elecciones en Italia?
Si estas declaraciones se hubieran producido cuando Podemos o Ciudadanos se incorporaron al espectro político, serían inadmisibles, y en este caso también, porque los ciudadanos son libres de votar al partido que quieran entre los que se presentan legalmente a las elecciones. O no votar a ninguno. Y los partidos llegar a acuerdos para gobernar porque la ley lo permite, nos guste o no nos guste a unos u otros.
Francia tiene un partido político de extrema derecha desde hace muchos años. En las elecciones generales de 2017 el Frente Nacional de Marine Le Pen consiguió ¡¡¡ 10,64 millones de votos!!! Eso sí debería preocuparles.
Por otra parte, es bastante llamativo que Manuel Valls, Ministro del Interior en 2009, Primer Ministro de Francia entre 2014 y 2016, que tras abandonar el cargo se incorporó al grupo parlamentario de  La República en Marcha de Enmanuel Macron, se presente ahora como alcaldable de una ciudad tan importante como Barcelona. Cualquier persona nacionalizada española puede presentarse a un cargo político en España (hay muchos casos), pero que alguien que ha alcanzado la más alta representación política en un país se presente a unas elecciones en otro es muy raro. En ningún país europeo se ha producido algo similar.

 


Francia tiene la tendencia desde hace mucho tiempo a intervenir en los asuntos españoles. Durante muchos años sirvió de “santuario” de ETA. Aquí realizaban los atentados con el resultado de muchos muertos y mutilados, y los criminales se marchaban tranquilamente a Francia, donde vivían como cualquier vecino, sin que nadie les molestara. ¿Habrían actuado así con grupos terroristas alemanes, por ejemplo? La policía conocía sus actividades terroristas ¿Por qué no intervenían? Porque a Francia le viene bien la desestabilización permanente en España. En todos los sentidos. El económico por supuesto. Si me compras los trenes detengo a alguno de ETA; si me compras la leche, otro, y como tenían tantos, los negocios les salían muy bien. Pero no solamente es un asunto económico. Es una cuestión de poder. Y España ha tenido que soportar este chantaje durante años.
En muchas ocasiones en las que España ha tenido un contencioso con otros países, Francia ha actuado en contra de España. Un ejemplo es el conflicto que se generó entre España y Marruecos por la isla Perejil, un pequeño islote deshabitado conquistado en 1415 por el Rey de Portugal Juan I junto con la ciudad de Ceuta. En el año 1580, con Felipe II pasó a formar parte del territorio español, debido a la incorporación de la corona portuguesa a la monarquía española, aunque ha habido distintos contenciosos entre los dos países a lo largo del tiempo, motivo por el cual el islote permanece deshabitado.
Entre 11 y el 20 de julio de 2002 fue ocupado por doce militares marroquíes al mando de un Comandante de la Armada. Se enviaron Dos patrulleras de la Armada española y una de la Guardia Civil para desalojarlos. Cuando se entregaron, se retoma el status quo previo a la invasión de Perejil. Durante ese tiempo hubo contactos con Francia y otros países de la Unión Europea. La Presidencia danesa de la UE expresó en el día 13 en un comunicado su "plena solidaridad a España" y urgió a Marruecos a "retirar sus fuerzas". Sin embargo Francia bloqueó en el Comité de Política y Seguridad de la UE el proyecto danés de emitir otra declaración de solidaridad con Madrid tras el desembarco español en Perejil. Francia apoyó en todo momento a Marruecos.

Francia también es el gran aliado de Marruecos en el contencioso que mantiene con los saharauis, y por ende con España, porque España apoya el referéndum que demandan los saharauis mientras que Francia apoya la idea de que el Sahara occidental se convierta en una región autónoma dentro de Marruecos – considerado hasta hoy por la ONU, la OUA y la UE como potencia ocupante del Sáhara Occidental. Con su apoyo, Marruecos sigue actuando en contra de la población saharaui deteniendo y encarcelando a sus dirigentes y manteniendo a su población en el desierto en condiciones terribles.

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Búsqueda

En línea

Hay 101 invitados y ningún miembro en línea