Ángela

La primera vuelta al mundo, una hazaña española

En este año 2019, concretamente el 10 de agosto, se cumplen 500 años de la primera vuelta al mundo realizada por Magallanes y Elcano, una hazaña más en la época de los grandes descubrimientos de los siglos XV y XVI protagonizados por  España y Portugal.

Tanto Portugal como España son países de grandes navegantes, pero a cada uno lo suyo. La primera vuelta al mundo es una hazaña española, Portugal no sólo no interviene, sino que usó todos los medios a su alcance para desbaratarla, incluso intentaron matar a Magallanes, al que Juan Rodríguez de Fonseca, vicepresidente del Consejo de Indias, tuvo que poner escolta para evitarlo. De hecho, España pudo llevarla a cabo a pesar de Portugal.

FernandoMagallanes 1El 10 de agosto de 1519 cinco naves con unos 240 hombres a bordo partieron de Sevilla hasta Sanlúcar de Barrameda, desde donde se hicieron a la mar el 20 de septiembre. Capitaneados por Fernando de Magallanes realizaron un largo, penoso y complícadisimo viaje y el 6 de septiembre de 1522 regresó una sola nave con 18 hombres capitaneados por Juan Sebastián Elcano. En el transcurso del viaje murieron la mayoría de los hombres, algunos por enfrentamientos con nativos como su capitán Magallanes que cayó muerto en Filipinas, pero la mayor parte murieron por el escorbuto y muchos por el hambre y la sed ante la imposibilidad de acercarse a las costas por el hostigamiento de los portugueses.

Sin embargo, los actos en conmemoración de este 500 aniversario fueron presentados el 2 de abril de este año 2019, en un acto sin posibilidad de hacer preguntas, por representantes de los gobiernos de los dos países, la viceministra Carmen Calvo por España y el ministro de Negocios Extranjeros de Portugal, Augusto Santos Silva; a pesar de que la Academia de la Historia había realizado un informe en el que se certifica que la primera vuelta al mundo realizada por Magallanes y Elcano fue una empresa española de principio a fin. En dicho acto presentaron una candidatura conjunta a la Unesco para que aquella gesta fuera declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad, aunque Portugal, muy pícaramente, puesto que sabía perfectamente que no había intervenido en absoluto en esa aventura, se había adelantado en solitario en esa petición en 2017.

El acto fue un disparate de principio a fin. La ministra Carmen Calvo definió como “gesta ibérica” esta primera vuelta al mundo”. ¿Gesta ibérica? Está claro que no ha leído nada sobre el tema, ni siquiera el informe de la Real Academia. Le acompañaba como asesor el historiador José Álvarez Junco que dijo cosas tan curiosas como: "Lo que conmemoramos es una empresa sobre todo europea y en particular ibérica que cambió el mundo". ¿Gesta ibérica? ¿Empresa europea? ¿Y por qué no mundial, o universal?

Magallanes, al considerar que rey Manuel I de Portugal no le reconocía sus méritos, renunció a la nacionalidad portuguesa llegando a castellanizar su nombre y recurrió a la corona española para que le sufragara los gastos de una empresa como era la búsqueda de nuevas rutas por Occidente para llegar a las Molucas en busca de especias, ya que los portugueses tenían el monopolio por Oriente. Y España, concretamente Castilla, le financió el proyecto con 8.000.000 de reales. Señora ministra, señor historiador, tomen nota: el dinero era español.

El comunicado conjunto resalta que entre la tripulación había también italianos, franceses, griegos, alemanes, ingleses y holandeses. Sí, claro, como en todas las tripulaciones del mundo entonces y ahora. ¿Y por eso dice el historiador que es una empresa europea? ¿Cuántas veces vemos en televisión algún incidente ocurrido en un barco y aparecen en la tripulación filipinos, senegaleses, españoles y de cualquier país del mundo y el barco es de bandera chilena y por lo tanto chileno? La mayor parte de los integrantes de la tripulación de las cinco naves eran españoles, y aunque no lo hubieran sido, los barcos seguirían siendo españoles; como hemos dicho, la tripulación de  cualquier barco la componen hombres de varios países y no dejan de ser barcos españoles, chinos o filipinos. Tomen nota señora ministra y señor historiador: los barcos y la mayoría de los tripulantes eran españoles. También pueden tomar nota de que salieron de España y volvieron, los pocos que quedaron, a España. Animo al señor Álvarez Junco que les diga a los del Liverpool que su equipo no es inglés porque ni su entrenador ni muchos de sus jugadores son ingleses y, por tanto, la Champions League no la ha ganado un equipo inglés, la ha ganado Europa. Creo que se iban a reír un buen rato.

ElcanoFue una “empresa ibérica”, pero el mismo Álvarez  Junco reconoce que no era tan conjunta la empresa: “Ya la travesía por la costa africana fue tremenda, luego llegan a Brasil, río de la Plata, atraviesan el estrecho al que dará nombre Magallanes, que muere en Filipinas, y retornan por África pero sin tocar puertos portugueses”. Claro, es que si tocaban un puerto portugués los detenían y encarcelaban, como hicieron con la mitad de los tripulantes  de la  Victoria comandada por Juan Sebastián Elcano cuando hicieron escala en las islas de Cabo Verde.  

Álvarez Junco señaló que “en esta celebración hay lugar para todo menos para glorias nacionalistas actuales”. Más bien parece que hay lugar “para todos”, menos para la verdad. No se trata de glorificar nada ni a nadie, no hay necesidad, con decir la verdad basta. Y añade que en aquella época "no existía España, era la Corona de Castilla la que lo financió, y su rival era Portugal”. Muy bien, señor historiador, pues ahora dígales a los franceses que Nôtre Dame no es francesa, que es europea, porque en esa época Francia no existía; existían el condado de Anjou, el ducado de Bretaña, el ducado de Borgoña, el ducado de Aquitania y unos cuantos más con sus señores feudales correspondientes, en los que se hablaban distintas lenguas (a comienzos del s.XIX sólo una cuarta parte de la población hablaba francés).

Y añade el señor historiador: “la palabra España en esos años significa Península Ibérica»". O sea, ¿que tampoco existía Portugal? En qué quedamos señor historiador, España no existía o todo era España, las dos cosas no pueden ser a la vez.

Calvo insiste en que "no se interpreten con los ojos del presente hechos del pasado" Tendría que explicar qué quiso decir con eso, pero como los periodistas aceptaron la condición de no hacer preguntas nos quedamos con las ganas. Y claro, habló de globalización al igual que el pícaro ministro portugués que, por cierto, iba sólo, ¿para qué necesitaba él un historiador como asesor si ya le hacían el trabajo la ministra y el historiador españoles? Augusto Santos habló del viaje como un "hito de la primera globalización de gran relevancia geográfica, científica, económica y cartográfica, que tiene sentido conmemorar conjuntamente”. De acuerdo en lo de la relevancia, fue importantísima esta aventura en todos los sentidos, lo que no tiene ningún sentido es conmemorarla conjuntamente, señor ministro portugués. Las gestas de los navegantes portuguesas fueron muchas y muy importantes para el mundo, no tienen ninguna necesidad de adjudicarse las que no le corresponden, señor ministro.   

Aunque parezca mentira se estaba conmemorando un hecho histórico, no político, pero los políticos son así, lo lían todo, sobre todo si están tan bien asesorados.

 

Primer punto del Informe de la Real Academia de la Historia:

Magallanes, natural de Portugal, sirvió a esta Corona participando en varios viajes al Índico. Las mismas Capitulaciones de Valladolid de 1518 así lo avalan, cuando el Rey Carlos I dice “por cuanto vos Fernando de Magallanes, caballero natural del reino de Portugal…”. Pero ya en 1517, Magallanes, enojado con D. Manuel de Portugal por no reconocer sus méritos, decide abandonar su país, dejar de servir a su Rey y viajar a España, concretamente a Sevilla, donde se instaló, contrajo matrimonio y desde entonces estuvo al servicio del Rey Carlos I, castellanizando su nombre portugués, Fernão de Magalhaes por Fernando de Magallanes. Y algo muy importante: cuando antes de partir la expedición dictó y firmó su testamento en el Alcázar de Sevilla, instituyó un mayorazgo en el que dejaba heredero a su hijo Rodrigo, nacido en Sevilla y, si éste falleciese sin descendencia, impone a su familia portuguesa que quien lo herede debería castellanizar su apellido, llevar sus armas y vivir en Castilla. Se considera por tanto un castellano más.

Aquí podéis leer completo el Informe de la Real Academia de la Historia sobre la Primera Circunnavegación a la tierra

Biografía de Magallanes
Biografía de Juan Sebastián Elcano

 

 

 

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Búsqueda

En línea

Hay 45 invitados y ningún miembro en línea