Ángela

26-6-2020

Nos quieren dejar sin dinero

El coronavirus le está sirviendo para todo al gobierno de Pedro Sánchez. Mientras estamos todos pendientes de la pandemia, que ya se encargan sobre todo las televisiones de mantener vivo el miedo, el Grupo Parlamentario Socialista presenta en el Congreso el día 24 de abril una Proposición no de ley sobre la orientación del sistema tributario ante la crisis provocada por el COVID-19. Nos interesa el punto 11: Eliminación gradual del pago en efectivo, con el horizonte de su desaparición definitiva”. Así, sin más. ¿Tanta prisa tiene el ejecutivo como para que en plena crisis sanitaria, con cerca de 40.000 muertos, se ponga a legislar sobre algo que nos cambiaría la vida de forma radical, como es la eliminación del dinero físico? ¿Elige este momento para que no nos enteremos los ciudadanos de que nos quieren robar la cartera?

Al comienzo del coronavirus todas las televisiones sacaban reportajes sobre su transmisión a través del dinero, que era mejor utilizar la tarjeta, absurdo totalmente, pero lo había dicho la OMS ; hasta que la misma OMS dice que no, que no habían dicho eso, que se había tergiversado su mensaje. Donde dije digo, digo Diego. ¿Cuántas veces lo ha hecho en lo que llevamos de pandemia?

dineroEl motivo que alega el gobierno español para proponer la eliminación del dinero en efectivo es el fraude fiscal. Motivo tan absurdo como el anterior. La gente con mucho dinero, conoce mil maneras para no pagar a Hacienda, sobre todo por medios digitales. Las grandes empresas, las grandes fortunas ¿defraudan utilizando billetes o monedas? Nos toman por idiotas. Las grandes empresas, las grandes fortunas no ven un billete desde hace años. Tienen todo un entramado de empresas y gente muy preparada para ocultar el dinero que ganan; mueven millones diariamente, hoy están en Madrid y mañana en Gibraltar, o en las Bahamas.

Hasta el Banco Central Europeo está en contra de estas medidas. Se negó a aceptar la anterior propuesta del PSOE, también dirigida a reducir el efectivo, para bajar de 2.500 a 1.000 euros la cantidad para realizar pagos en metálico en España.

No sólo es el gobierno español, también otros gobiernos están interesados en la eliminación de los billetes. Y los bancos, que están deseando que los billetes desaparezcan de la circulación. En un artículo aparecido en un blog de la Fundación Innovación Bankinter titulado ¿Por qué está desapareciendo el dinero en efectivo? Gonzalo Toca, nos dice las causas por las que “desaparece” el dinero en efectivo: que si la gente prefiere pagar con el móvil, que si las aplicaciones son cada vez mejores y más seguras, y la última: “En tercer lugar, los Estados, que incrementaron sustancialmente sus deudas durante la crisis, creen que el rastro electrónico que dejará el nuevo dinero les vendrá muy bien para perseguir la economía sumergida y para cobrar más impuestos si fueran necesarios”. Esa es la más interesante para los gobiernos: no dejar ni un duro en manos del ciudadano que es el que trabaja. Este interés de la banca es internacional. La compañía financiera Bloomberg lanzó una campaña política contra el dinero en efectivo a través de su periódico en línea. Los argumentos: Son sucios y peligrosos, difíciles de manejar y caros, anticuados y muy análogos”.

Y no podía faltar el perejil de todas las salsas, el multimillonario Bill Gates. La Fundación de Bill Gates, la de Clinton, junto con Visa, Matercard y otros grupos mundialistas han formado la alianza “Better Than Cash” (Mejor que el efectivo), para, con la excusa de  reducir la pobreza, presionar a los países y conseguir la eliminación del dinero en efectivo.

El ensayo general se produjo en la India con un resultado terrible. En un país donde la mitad de la población ni siquiera tiene una cuenta bancaria, y que millones de personas viven al día, se eliminó de un día para otro casi todo el dinero en efectivo. Millones de personas se encontraron en la pobreza o en la miseria. Pero ese desastre no les ha impedido seguir con su idea. Los mundialistas están dispuestos a todo para conseguir sus objetivos. Siguen con sus ensayos.

Hay media docena de países en los que el uso del dinero en efectivo está ya muy limitado. En Suecia hasta los mendigos tienen una aplicación que les ha dado el gobierno para recibir las limosnas porque ya nadie lleva efectivo. En la mayoría de los comercios no admiten billetes, aunque el gobierno está obligando a los bancos a tener efectivo ante el problema generado a una parte de la población que no se maneja con tarjetas o móviles. Similar es la situación en Dinamarca y Noruega. En Kenia no podían implantar el pago con tarjeta porque la mayoría de la gente no la tenía. Lo que sí tenía casi el 100% de la población eran móviles, así es que están retirando efectivo y la gente se ve obligada a pagar a través del móvil. Lo mismo en Ecuador. Corea es otro de los países en primera fila para la eliminación del efectivo. Llama la atención que el ensayo se está realizando en países de los cinco continentes, con regímenes políticos distintos, prueba de que el asunto no va de izquierdas o derechas. A los mundialistas eso les importa un pimiento. Les interesa sólo para crear problemas en las poblaciones y mantenerlas entretenidas mientras ellos llevan a cabo su cambio total de la sociedad. Un ensayo en toda regla.

Aproser, la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad, en un estudio realizado sobre la utilización de efectivo en España, informa de que una medida de este tipo «afectaría muy directamente a los más de 9 millones de pensionistas, de los que más de 2 millones no viven acompañados”, así como los jóvenes ya que “el 97,9% de los jóvenes entre 18 y 19 años usa el efectivo como medio más habitual para sus pagos”. El mismo informe añade: “Otro peligro reside en la pérdida de libertad. El fin del efectivo condicionaría la libertad de aquellos ciudadanos que legítimamente no quieren asumir los costes adicionales que implica tener y mantener una tarjeta bancaria, de quienes atribuyen una especial relevancia a su privacidad o de quienes controlan de forma más eficiente su economía familiar mediante el uso del efectivo. Eliminar el efectivo supone más costes y menos control del gasto para las familias, más monitorización de su vida y tener más deudas con los bancos. Además, de otorgar a una entidad privada «el control de mis actividades, uso de mis datos, limitaciones a la privacidad y dejar todo tu dinero en manos de un tercero que al final puede terminar cobrándote por tener ahí tus ahorros».

Es tremendo, un ciudadano trabaja para ganar un salario, o como los autónomos para tener unos ingresos más o menos dignos; paga los impuestos que decide Hacienda, y el gobierno le obliga a meter su dinero en el banco. ¿Por qué? Quien es el gobierno para decirle a los ciudadanos libres dónde tienen que tener su dinero? A lo mejor es que no somos libres. Va a ser eso. Con esa medida de eliminar el efectivo todavía lo seremos menos. Todos nuestros pasos serán rastreados no sólo por el Estado o las corporaciones como Google, que ya saben hasta lo que comemos; con esa medida ya no quedará nada de la libertad individual que se le supone a un ciudadano en un Estado democrático.

Lo explica muy bien Mario Conde, que sabe mucho de economía y muchísimo de la banca, en el artículo “La oscura finalidad política que se esconde en el proyecto de terminar con el dinero efectivo”. En él nos explica que existen dos clases de dinero, el legal, que crean los Estados a través de sus bancos centrales, ya no tan centrales, pues lo crea el Banco Central Europeo y el bancario, que crean los bancos privados “que crean dinero de la nada –o de la casi nada- cada vez que conceden un crédito”. "Pues bien, lo que propone el PSOE –cuesta creerlo- es suprimir el dinero creado por el Estado para que nos quedemos únicamente con el dinero bancario”…”Esta ocurrencia del PSOE no es nueva ya se intentó hace tiempo... sus principales defensores fueron los grandes bancos, las grandes multinacionales, las fundaciones de los grandes financieros, las empresas tecnológicas que ocupan enormes espacios mundiales…” Y añade: “Esta pretensión es políticamente letal para la privacidad de los individuos”… con “la desaparición del efectivo todos y cada uno de nuestros movimientos serán transparentes para la banca, las empresas de pagos electrónicos, y consiguientemente el poder. Sabrían si vamos o no al cine, qué película, con quién…Ni un solo trozo, por pequeño que sea, de nuestra vida quedaría al margen de la información y del control del poder. Sería la destrucción de nuestra individualidad”.

Mucha gente lleva a gala que no utiliza el efectivo nunca, que todo lo paga con la tarjeta, o con el móvil; los más"modernos" incluso utilizando aplicaciones en las que muestran su cara en lugar de poner claves. Todo muy cómodo. No se dan cuenta del peligro para su libertad que eso implica. Yo prefiero la libertad a la comodidad, pero creo que los más jóvenes entrarán por el aro; su concepto de libertad será distinto, viven en un escaparate, mostrándose al mundo sin pensar a dónde llegan sus imágenes, sus datos, y la utilización que los malvados pueden hacer de ellos. Admitirán sin rechistar lo que les ordene el Poder. Una pena.

Comentarios   

#1 González 28-06-2020 21:16
Efectivamente Ángela.
Es cierto lo que dices que las grandes fortunas no se verán afectadas Pero better than cash hará imposible que "la plebe" no se pueda escapar de Hacienda. El fontanero, la cuidadora de ancianos, el que recoge algunos euros haciendo alguna chapucilla a domicilio... ¿encontrarán trabajo con este sistema?
Por otro lado está la manipulación de nuestras vidas (eso lo has mencionado y es evidente) pero también la especulación que van a hacer con nuestros ahorros para su propio beneficio. Mi banco tarda en permitir que tenga acceso a mi nómina una semana, durante ese tiempo utiliza mi dinero a su antojo.
Está claro que los partidos políticos, pueden no coincidir en las formas, en el talante y en su ideología social, pero en todos se cuece el mismo Liberalismo ahora llamado Globalización. Empiezo a creer que esto de la política no es más que un recurso para hacer creer al pueblo que tenemos voz y voto.

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 81 invitados y ningún miembro en línea