Ángela

22-1-2021

Pablo Pablito Pablete

En la entrevista tan comentada que Gonzo en el programa Salvados le hizo al vicepresidente segundo del gobierno Pablo Iglesias, en un momento dado habla de Puigdemont como de un exiliado político; “lo del otro”, refiriéndose al rey Juan Carlos, es una fuga. Si un vicepresidente del gobierno se refiere al anterior Jefe de Estado como “el otro”, a partir de este momento Pablo Iglesias es Pablo Pablito Pablete, como diría José María García.

ExiliadosdosDice Pablo Pablito Pablete que Puigdemont, ex presidente de la Generalidad de Cataluña, procesado y declarado en rebeldía por el Tribunal Supremo, que salió huyendo escondido en el maletero de un coche y que anda por ahí viviendo en una casa que cuesta 5000 euros al mes mientras sus coleguitas están en la cárcel,y los españoles le pagamos una pasta para que disfrute de su nueva vida, de este tipo dice Pablo Pablito Pablete que es un exiliado como los exiliados que tuvieron que saliar de España después de la guerra huyendo de la dictadura. Comparar a Puigdemont con los exiliados es de miserables, es vomitivo.

"Pregunta: ¿Considera realmente a Puigdemont un exiliado, como se exiliaron muchos republicanos durante la dictadura del franquismo? ¿Los puede comparar?

Respuesta del vicepresidente del gobierno: Pues lo digo claramente, creo que sí".

Sabe poco, muy poco Pablo Pablito Pablete de lo que significó para familias enteras salir cruzando los Pirineos, con lo que llevaban puesto. Muchos sin zapatos, sin abrigo, sin nada para comer. El tipo que se pasa la vida hablando de memoria histórica, no tiene ni idea del sufrimiento de esas miles de personas que tras cruzar los Pirineos se encontraron con los campos de concentración (sería un eufemismo llamarlos de refugiados) donde los metieron los franceses. En las playas del Mediterráneo como las de Argelés se amontonaban familias durante meses sin ninguna posibilidad de escapar del sol y del frío. En esas condiciones infernales nacieron muchos niños, un amigo entre ellos. Su madre dio a luz en aquellas playas sin apenas cobijo. En el exilio francés murieron sus padres. Otros partieron hacia un mundo desconocido, cruzaron el Atlántico hasta llegar a México, Argentina y otros países. Muchos no volvieron.  

ExiliadostresMejor suerte tuvo el abuelo de Pablo Pablito Pablete. Condenado a muerte, en cuatro años y medio estaba en la calle con la ayuda de altos cargos falangistas que le colocaron en el Ministerio de Trabajo. Vivió muy bien dentro del régimen franquista, y eso que durante la guerra había sido presidente de un tribunal militar que condenó a muerte a soldados por distintos motivos. Otros por mucho menos fueron fusilados o pasaron 20 años en la cárcel.  Le fue muy bien en la vida, ya ves, de la cárcel al barrio Salamanca, que ya por aquellos años era el de los pijos. Los hay que saben lo que hay que hacer para sobrevivir, si hay que escribir loas a Franco, se escriben, lo que haga falta con tal de sobrevivir; comprensible desde luego, pero presentarlo como un héroe, no es admisible ni siquiera siendo su nieto. La vida de su abuelo no tiene nada que ver ni con los refugiados que escaparon como pudieron, ni mucho menos con los que se quedaron y pasaron muchos años en la cárcel, ni con los que sin sufrir la cárcel tuvieron que lidiar con la dictadura matándose a trabajar para sacar a sus familias adelante con lo mínimo para vivir.

Su abuelo no tendría nada que ver en esta historia, si no lo hubiera sacado a colación el mismo Pablo Pablito Pablete para justificar sus declaraciones: "A mi abuelo lo condenaron a muerte, y estuvo cinco años en prisión por republicano y por antifascista; mi tío abuelo fue fusilado; mi padre estuvo en la cárcel por republicano y por combatir a favor [lapsus] de la dictadura y mi madre militó en clandestinidad”.

ExiliadosEl padre de Pablo Pablito Pablete fue detenido el 26 de abril de 1973, no por pertenecer al FRAP, grupo terrorista surgido de una escisión del partido comunista del que era militante según su hijo, sino por repartir propaganda, dicen en Podemos. El 28 de abril ingresa en la prisión madrileña hasta junio de ese mismo año. ¿Y esa es toda su cárcel, tres meses? Y ahí se acabó su lucha. En 1979 ya era Inspector de Trabajo. También ejerció como profesor de Derecho de Trabajo en la UNED y profesor asociado de Historia en una escuela en Zamora dependiente de la Universidad de Salamanca. Otro al que tampoo le fue nada mal. ¿Cuánta gente fue a la cárcel por repartir propaganda y no van de héroes por la vida?

Unos tipos con suerte tu abuelo y tu padre Pablo Pablito Pablete. Lo que tienes en común con ellos es que los tres habéis vivido del Estado. Ninguno habéis sido obreros, ni empleados, ni habéis montado una empresa, no. Teníais claro que donde se vive cómodamente es dentro de la Administración. Hay que reconocer que en eso tú les has superado con creces.

 

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 51 invitados y ningún miembro en línea