Ángela

5-2-2021

Llegó el chino y se arrodillaron a sus pies

Xi Jinping se ha quitado el traje Mao y se ha puesto chaqueta y corbata; ya no se dirige a los chinos, se dirige al mundo entero y hay que vestir en consonancia. Ya no es el dirigente de la mayor dictadura mundial, ahora es el dirigente del mundo entero. Quedó claro en su discurso en el Foro de Davos. Nadie replicó a lo que dijo. Y lo que dijo no fue poca cosa.

Para empezar afirmó que “el mundo no volverá a ser como antes”. Otro que viene amenazando. Están todos empeñados en convencernos de que nada volverá a ser igual; habrá una “nueva normalidad” que dice Pedro Sánchez y todos los globalistas del mundo.

XiJinping¿El mundo no va a ser como antes por una pandemia? ¿Una pandemia puede destruir el mundo? No, claro que no. El coronavirus no tiene esa capacidad; lo que está destruyendo el mundo, tal y como lo conocemos, son las decisiones que se están tomando con la excusa del coronavirus. Sin esa excusa no habrían podido parar el mundo, que es lo que han hecho. Y los que se han opuesto a hundir la economía de su país y mandar a millones de ciudadanos a la pobreza, han sido borrados del mapa. Trump no quiso encerrar a la gente en sus casas y el que se ha tenido que ir a su casa ha sido él. Si pueden robarle unas elecciones al presidente de EEUU ¿qué no podrán hacer con los dirigentes de cualquier otro país que no se atengan a las nuevas directrices del poder global? Ahora van a por Putin con Navaltia al frente de las manifestaciones. No digo que Trump ni Putin sean los buenos, pero no los atacan por malos, malos son todos, los atacan porque no ceden (en el caso de Trump, no cedía) al gobierno global, o sea, la dictadura total que pretenden imponer para lo cual tienen que acabar con los Estados existentes. Quieren cambiar los Estados por instituciones como la Unión Europea (con Francia y Alemania al frente); la OMS para la sanidad global; las grandes redes de comunicación y distribución (Facebook, Amazon, Apple y Google y las chinas) controlando la información y otros grupos de presión a los que no ha elegido nadie, con China como director de este gobierno mundial. A los mundialistas les viene muy bien esta función de China, por eso la apoyan. Si consiguen implantar un régimen como el chino en todo el mundo, el control de los ciudadanos será total. Estupendo para todos.

En el Foro de Davos, donde se reúnen los máximos dirigentes del mundo, ha quedado claro lo que nos espera.

Dice Xi Jinping que China (que lanzó el coronavirus al mundo), es el único país que ha crecido económicamente durante la pandemia; eso es evidente, pero él quiere que quede claro. Traducido del chino quiere decir que China es la gran potencia mundial y que el resto de países dependen de los productos chinos. Esto no es nuevo. Hace muchos años que en Europa no se fabrica prácticamente nada, y lo poco que se fabrica es con componentes chinos. Europa ha quedado como una gran nave de montaje. Eso es todo. China ha conseguido ese nivel de desarrollo con un sistema esclavista de producción. En una dictadura brutal como la china es muy fácil conseguir una población obediente hasta la sumisión (el que no se someta está apañado, y si no que le pregunten a los uigures), y por lo tanto, una mano de obra tirada de precio.

El cínico de Xi Jinping dice que “hay que abandonar los prejuicios ideológicos”; traducido del chino: no me vais a criticar porque dirija mi país dictatorialmente, lo dirijo como que quiero y nadie me puede criticar, no admito injerencias.

“Ningún país es superior a otro”. Traducido del chino: EEUU ya no es la gran potencia. El nuevo poder económico es China y por lo tanto marcará las pautas a seguir.

Insiste varias veces en la “coexistencia pacífica”. Un aviso a los que pretendan enfrentarse a ellos. La guerra fría está servida: "Iniciar una nueva guerra fría, rechazar, amenazar o intimidar a otros (...), interrumpir las cadenas de suministro o las sanciones para provocar el aislamiento, solo empujará al mundo a la división e incluso al enfrentamiento".

Está muy preocupado por la “brecha norte-sur”, hay que “apoyar a los países en desarrollo”. Traducción del chino: China ha colonizado África. Hemos comprado grandes extensiones de terrenos cultivables; empresas chinas están haciendo grandes infraestructuras (puentes, carreteras, presas, etc) en todos los países africanos. No sólo para que lleguen con facilidad nuestros productos, sino para quedarnos con las materias primas y para producir allí mismo, en África, con salarios más bajos actualmente que en China. Más de mil millones de africanos produciendo para China. Todo pagado con dólares que en caso de una fuerte caída del dólar (bastante factible, por cierto) los que sufrirán serán los africanos que se quedarán con un montón de papel inservible en las manos, mientras los chinos serán los propietarios de inmensas extensiones de terreno, de minas, de todo tipo de materias primas y con todas las infraestructuras necesarias para su desarrollo.

KlausSchwabTambién se presentó como el nuevo profeta del liberalismo. "Algunos culpan a la globalización económica como responsable del caos en el mundo", dijo Xi Jinping, dirigiéndose a Trump sin nombrarlo, y a quienes lo acusan de manipular su moneda, el yuan, para apoyar las exportaciones chinas y eliminar empleos en suelo estadounidense. "Pero eso no así. "Debemos seguir comprometidos con el desarrollo del libre comercio y la inversión y decir no al proteccionismo. Promover el proteccionismo es como encerrarse en una habitación oscura. Nadie saldrá ganador de una guerra comercial". Es normal que abogue por el libre comercio, quiere seguir siendo el gran productor del mundo y que todos los países les compren sus productos. Trump quiso enfrentarse a ese dominio económico imponiendo aranceles y acabaron con él. Se siente fuerte el chino.

Y mucho multilateralismo, palabra que repitió unas mil veces, casi tantas como globalismo. También hablaba de salvaguardar la democracia, que en boca de un dirigente chino suena a tomadura de pelo. Y mucha gobernanza global, globalización económica, salud global…

Klaus Schwab aplaudía con las orejas. Un gobierno mundial con China a la cabeza y los ciudadanos de todo el mundo viviendo como proponía ya hace años el Foro de Davos en un vídeo de propaganda The Great Reset : 8 predictions for the world in 2030 (World Economic Forum) 8 predicicoines para el mundo en 2030

1-No serás dueño de nada. Y serás feliz. Lo que quieras lo alquilarás y te lo entregarán con un dron.

No dicen no tendremos nada. Eres tú, o sea, nosotros los ciudadanos, los que no tendremos nada. Ni un lapicero. Todo lo tendrás que alquilar, y ni siquiera vamos a gastar en transporte, te los mandaremos con un dron. La frase opuesta es la que les corresponde a ellos, a los poderosos globalistas: seremos dueños de todo y seremos felices teniéndoos como esclavos.

2- Estados Unidos no será la principal superpotencia del mundo, un puñado de países dominará.

Estados Unidos está al borde de una guerra civil; esperan que en poco tiempo quede convertido en un puñado de estaditos. A los que os alegra esa visión, tened claro que van a por todos los países. En España lo están intentando desde hace mucho tiempo. Es el país que está sirviendo de ensayo en Europa. 

3- No morirás esperando un donante de órganos. No trasplantaremos órganos imprimiremos otros nuevos en su lugar.

Siempre trabajando para ti. ¡Qué maravilla, que buenos son! También ellos se encargarán de seleccionar a los que necesiten órganos; tendrás que ser muy bueno y acatar todo lo que te digan, si no, ya sabes lo que te espera.

4- Comerás mucha menos carne. Un regalo ocasional, no un alimento básico. Por el bien del medio ambiente y nuestra salud.

Sobre todo, cuidar el medio ambiente ¿para quién? Para nosotros, los poderosos, los que dominaremos el mundo. Tú no comerás carne, nosotros sí, por supuesto. Tú comerás insectos, gusanos, que tienen muchas proteínas. Ahí lo dejan claro: tu no comerás carne por nuestra salud.

5- Mil millones de personas serán desplazadas por el cambio climático. Tendremos que hacer un mejor trabajo para acoger e integrar a los refugiados.

Los recogerás tú, en tu barrio. En nuestras urbanizaciones de lujo con guardia de seguridad permanente no entrará ni uno.

6- Los contaminadores tendrán que pagar para emitir dióxido de carbono. Habrá un precio global del carbono, esto ayudará a que los combustibles fósiles sean historia.

Vamos, que vas a pasar más hambre que el perro de un ciego, tendrás que ir en metro o en tren a tu trabajo (el privilegiado que lo tenga) aunque tardes dos horas, o andando o mejor corriendo para calentarte de paso. De calefacción en casa ya ni hablamos.

7- Podrías estar preparándote para ir a Marte. Los científicos habrán descubierto cómo mantenerte saludable en el espacio ¿El comienzo de un viaje para encontrar vida extraterrestre?

¡Qué fantástico! ¿A que no habías pensado nunca en ir a Marte? Pues ahí lo tienes. No podrás ir a Buenos Aires ni por trabajo ni a ver a la familia, porque no habrá aviones y los pocos vuelos que haya tendrán unos precios astronómicos, pero podrás pensar en ir a Marte. Ahí te mandarán si molestas mucho.

8- Los valores occidentales habrán sido probados hasta el punto de ruptura. Controles y balances sustentan nuestras democracias no deben olvidarse

¿Cuáles son los valores occidentales? La familia, el derecho a la educación, el derecho al trabajo, la libertad religiosa, la libertad de pensamiento y de opinión,… Olvídate de todo eso, eso es el pasado. Ya no tendrás derecho a nada. Esto ya lleva tiempo en marcha. Lo dijo la ministra de Educación, Rotenmeyer Celaá: tus hijos no son tuyos (y tú, en lugar de salir a la calle al oír eso, te quedaste tan tranquilo en casa). Ya no tenemos ni identidad, según la ministra de Igualdad, la de la "opresión del color rosa", Irene Montero. No somos ni hombres ni mujeres, no somos nada (y tú sigues en casa tan tranquilo cuando oyes esto). Tus hijos podrán cambiarse de sexo sin pedirte opinión. El Estado te ha robado tus hijos y no vas a mover un dedo por defenderlos.

Con el coronavirus han visto que somos muy obedientes, que ordenen lo que ordenen lo vamos a cumplir a rajatabla, que las armas ya no son necesarias para implantar el terror, que esta guerra la van a ganar sin pegar un tiro. Con el coronavirus el diablo les ha venido a ver.  

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 39 invitados y ningún miembro en línea