Ángela

Cuba. la lucha por la libertad

Hace poco más de un mes regresó un amigo cubano de su país. Había ido a visitar a su familia y volvía totalmente desmoralizado. Cuando cuenta lo que ha visto, se le saltan las lágrimas. “Mi país está destruido. No hay de nada, la gente está pasando hambre”. En visitas anteriores la situación que describía era terrible; con esta última visita ya no le quedan calificativos. “Mira dónde vive mi padre”, y me enseña unas fotos de un viejecito en medio de una pocilga, paredes desconchadas, puertas rotas, ventanas sin cristales, trozos de techo en el suelo. En algún momento se ve el cielo desde la “sala”; varios cubos recogen el agua que entra por los agujeros del tejado. “No tiene ni para comer”. Él le manda lo que puede, pero no puede mucho, es un trabajador con familia a la que mantener, y el viejo, que ha trabajado toda su vida, no tiene donde caerse muerto. Una situación miserable. “Pero no te creas que sólo él vive así, son muchos los que viven en esas condiciones”. La miseria se los come.

Y la tristeza. “No te imaginas lo que es pasear por las calles desiertas”. No salen porque no tienen a dónde ir. No hay comercios donde comprar ni dinero para hacerlo. El confinamiento ha acabado con la economía de subsistencia en la que viven desde hace años. Porque el gran logro de la “revolución” es que Cuba ha pasado de la pobreza a la miseria. No ha salido de la economía de subsistencia desde el primer momento de la instauración de la dictadura castrista. Nunca ha salido de ahí. Durante años, todo ha ido a peor.

“Va a salir la gente a las calles, es inevitable”, decía este amigo. “Ya no les queda nada; lo poco que tienen para vivir se lo quitan. Y ya no pueden más”. Comienzan a enfrentarse aunque les cueste la vida. ¿Qué más da morir de hambre que de un tiro?

manifestacionesenCubaEfectivamente, la gente se ha echado a la calle. En todas las poblaciones se están produciendo manifestaciones pacíficas que están siendo reprimidas a golpes y a tiros. No sabemos cuántos muertos hay (el régimen habla de uno, ¡vete tú a saber!) ni heridos ni detenidos porque la prensa controlada por el régimen no dice absolutamente nada, pero nos llegan vídeos grabados por los ciudadanos con teléfonos móviles de las manifestaciones y de la represión.

A pesar de lo que estamos viendo, los pijos y pijas de Podemos y del PSOE con el presidente del gobierno español al frente, dicen que Cuba no es una dictadura. ¿No es una dictadura? Para estos indocumentados, la definición de la RAE: “Régimen político que, por la fuerza o violencia, concentra todo el poder en una persona o en un grupo u organización y reprime los derechos humanos y las libertades individuales”. En Cuba se cumplen todos los requisitos:

-NO hay elecciones libres desde hace 60 años. El clan Castro y sus acólitos dominan el aparato del Estado.

RamonEspinozaherido-NO hay libertad de prensa. Sólo se publica lo que ordena el Estado. No hay prensa independiente. (En la imagen el fotógrafo de AP Ramón Espinoza atacado y herido por pretender informar sobre la represión).

- NO hay libertad de expresión. Cualquiera que diga algo en contra del régimen es detenido, torturado y encarcelado por tiempo indefinido.

- La enseñanza está absolutamente dominada por el Estado.

- NO hay sindicatos que defiendan los derechos de los trabajadores.

- Cualquier manifestación en contra del régimen es atacada con violencia.

nietosdeCastro¿Y dicen estos miserables que no es una dictadura? Estos canallas saben que es una dictadura, lo que ocurre es que la dictadura cubana les gusta. De hecho, esta es la dictadura que querrían implantar aquí, para mantener a la población sojuzgada y ellos vivir como los hijos y los nietos de los Castro (en la imagen). La minoría pensante tiene derecho a vivir como reyes mientras la mayoría trabajadora está para eso, para trabajar y callar.

Estos niñatos, hijos de la clase media acomodada, que no han trabajado en su vida; que comen, beben, viajan por el mundo pagados por sus padres o por papá Estado, dicen que los cubanos no viven en una dictadura. Y que los cubanos viven mal por culpa del bloqueo yanqui, y ahora por culpa del coronavirus, como ha dicho hoy mismo Pedro Sánchez en una entrevista en televisión. Según él, antes del coronavirus los cubanos debían vivir estupendamente, ha sido el coronavirus el que lo ha jodido todo. NO tienen vergüenza. Son unos miserables, unos canallas. De ellos ya sabemos lo que se puede esperar, pero, ¿dónde están los libertarios?, ¿dónde está la gente que considera que hay que luchar contra todas las dictaduras? Los que se llaman anarquistas están escondidos detrás de sus máscaras, asustados, perdidos; más papistas que el papa llevan las mascarillas hasta en medio del campo, cumplen a rajatabla todas las instrucciones que han venido del gobierno desde hace ya más de un año, sin rechistar. Si no han salido a la calle a denunciar los desmanes de un gobierno que ha encerrado a la población durante meses, impidiéndola incluso salir a trabajar para ganarse la vida, que han consentido que el gobierno impongan un estado de excepción, disfrazado de estado de alarma, ¿qué se puede esperar de ellos?, ¿estos tipos van a salir de defender al pueblo cubano? No, claro que no. Ser libertario es otra cosa, es pelear por los derechos del ciudadano, por la libertad del débil frente al poder. Ahí es donde tenemos que estar.

Son vomitivas las declaraciones de los comunistas amigos del régimen castrista. Dicen que los que se están manifestando estos días son mercenarios. ¿Mercenarios? ¿Miles de personas en la calle, arriesgando su vida, luchando por sus derechos, sin recibir nada a cambio y los llamáis mercenarios? ¡Qué vileza!

amordazadoEn el colmo de bajeza moral, dicen que donde se pasa hambre es en Madrid y acompañan el texto con imágenes de las “colas del hambre”. En todos los países hay personas que viven en malísimas condiciones, en España también, y más con el desastre económico que ha provocado el disparate de cerrar durante meses los centros de trabajo “no esenciales”; un disparate que sólo se le puede ocurrir a un cabeza hueca, pero esas personas tienen a donde recurrir, hacen cola para recibir comida. En Cuba no son miles, son 11 millones de personas las que pasan penurias, y ya ni hacen cola porque saben que no van a conseguir nada para comer. Dicen algunas informaciones que hoy el gobierno ha empezado a repartir pollo en algunas ciudades; hace meses, algunos años, que no comen ni siquiera pollo. Pero es que tampoco tienen leche, ni lechuga, ni pescado, ni… Por si estos malvados no lo saben, un cubano no puede ir a pescar ni siquiera para que coma la familia. Si le pillan con un pescado en la mano, se lo requisan, porque ¡se puede enriquecer con su venta!

La represión se ha ido acrecentando. Han cortado las comunicaciones por internet, están deteniendo a los ciudadanos en las calles, en sus lugares de trabajo y hasta en sus viviendas. Una mujer pudo grabar con el móvil cómo la policía entraba en su casa y delante de sus hijos golpeaban a su marido y se lo llevaban detenido. No sabe dónde está. Hay muchos desaparecidos, nada se sabe de ellos.

Un conocido pro castrista dice en Facebook que en una concentración en Madrid en apoyo de la dictadura cubana, la policía le había pedido la documentación, y le había cacheado. ¡Eso sí que es represión y no lo de Cuba!

Hace unos días cinco criminales (entre ellos una mujer) mataron a golpes en España (La Coruña, concretamente) a un hombre. Este hombre tiene nombre y apellidos y se han organizado manifestaciones denunciando el crimen, y sus asesinos han sido detenidos y serán juzgados. En el vídeo que se puede ver a continuación el crimen se comete en La Habana. En la secuencia se ve, como mínimo, a diez cobardes criminales pegando patadas, puñetazos, una paliza terrible a un hombre desarmado, ¿me vais a decir que salió vivo? Será un desaparecido más, quizás nunca sepamos su nombre. Y estos malvados castristas defendiendo la barbarie desde la comodidad de su casa, su coche y su buena comida. Miserables.

Vídeo. El linchamiento

 

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 77 invitados y ningún miembro en línea