Ángela

Escándalos sexuales en las ONG

La OMS acaba de confirmar que al menos 21 de sus trabajadores y 62 pertenecientes a otras organizaciones, cometieron abusos sexuales en la República Democrática del Congo durante el brote de ébola entre los años 2018 y 2020. Más de 80 casos de abusos cometidos por miembros de organizaciones que, supuestamente, estaban en el país por cuestiones sanitarias y humanitarias.

TedrosUn alto funcionario de la OMS, Michel Yaorecibió varias denuncias de abusos sexuales, pero no hizo absolutamente nada por evitarlos, ni investigó los casos. Este tipo no fue expulsado, todo lo contrario, fue ascendido dentro de la organización. El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha tenido que salir a pedir disculpas por lo sucedido pero muchos piden su dimisión porque no es creíble que salga diciendo que no sabía nada cuando viajó “en 14 ocasiones a la República Democrática del Congo durante la pandemia de ébola”.

Los casos son terribles. Mujeres con dificultades económicas extremas a las que pedían sexo a cambio de posibles trabajos; violaciones, como el caso de una niña de 13 años. Incluso en algunos casos obligaron a abortar a las mujeres que quedaron embarazadas. “Fue el caso de un médico de la OMS, Jean-Paul Ngandu, que firmó junto a otros dos funcionarios de la agencia un contrato en el que se comprometían a comprar un terreno para una joven. Esta acción pretendía comprar su silencio después de que Ngandu la dejara supuestamente embarazada, aunque el implicado aseguró a la agencia AP que lo hizo tras presiones para proteger la reputación de la OMS”.

Este es el último escándalo de abusos sexuales por parte de este tipo de organizaciones, pero no el único.

El 12 de enero de 2010 se produjo un terremoto en Haití que destrozó uno de los países más pobres del mundo. La devastación fue total. Murieron más de 200.000 personas, los heridos se contaron por miles y cientos de miles perdieron sus pobres viviendas quedando a la intemperie. En estas condiciones, lo primero es intentar sobrevivir. Aprovechándose de la situación, directivos y colaboradores de la organización Oxfam, pagaron a mujeres a cambio de sexo. Durante la investigación interna llevada a cabo se descubrió que tres de los hombres implicados en el escándalo habían, supuestamente, amenazado físicamente a distintos testigos. Como la mafia.

RolandvanHauwermeirenUno de los implicados fue el mismísimo director de Oxfam en Haití, Roland van Hauwermeiren, acusado de llevar prostitutas a la sede de la organización en Haití. Este tipo ya había sido expulsado en 2004 de la ONG Merlin por organizar “fiestas sexuales” (eufemismo de orgías) con prostitutas.

De Merlin pasó a Oxfam donde también fue investigado cuando estuvo como director de la organización en Chad. Tras dimitir de Oxfam se colocó en la ONG francesa Action Against Hunger como director en Bangladesh.

¿Un tipo como este se recorre todas las ONG, siempre como director, sin que nadie se entere de que ha sido expulsado de las anteriores por utilizar a mujeres en situación de pobreza extremas para sus orgías? La directora ejecutiva adjunta Penny Lawrence, también tuvo que dimitir, "desesperadamente arrepentida". No se lo cree ni ella. Todos callan o porque están implicados o porque el mayor sinvergüenza es el jefe y no quieren perder el chollo de trabajo que tienen.

Charity Commission, organismo que regula las ONG del Reino Unido, ha lanzado una investigación legal sobre Oxfam porque creen que no ha "revelado total y francamente" todos los detalles sobre las acusaciones de Haití. La ONG tampoco informó de las denuncias por maltrato infantil por parte de los integrantes del personal en Haití.

PeterNewellOtro caso sonado es el de Peter Newell, coordinador de la organización benéfica Approach. Association for the Protection of All Children, (Approach (Enfoque) Asociación para la Protección de Todos los Niños), que ingresó en la cárcel en 2018, tras una sentencia que le condenaba a seis años de cárcel por cinco agresiones sexuales continuadas graves a un menor cometidas entre 1960 y 1965. Las agresiones comenzaron cuando el niño tenía 12 años.

Newell fue coordinador hasta 2016 de la ONG Approach, dedicada a la Association for the Protection of All Children, or Approach, (Asociación para la Protección de Todos los Niños, o Enfoque) cuyos objetivos, según dicen, son prevenir la crueldad y el maltrato de los niños y promover el conocimiento público en el Reino Unido y en el extranjero. Prevenir, lo que se dice prevenir, previenen más bien poco.

En 2007, Newell fue coautor del Manual de implementación de la Convención sobre los Derechos del Niño para UnicefUno de los puntos de este manual decía que había que bajar la edad para que un niño tuviera relaciones sexuales con adultos. Nadie más indicado que este canalla para conseguir un objetivo como ese. La pregunta es si un criminal como éste llega a altos cargos directivos y a escribir un manual para niños de uso en todo el mundo sin que nadie se entere de sus maldades, o si precisamente por su maldad llega a ocupar altos cargos. Más bien parece esto último teniendo en cuenta que no nos encontramos con casos aislados. Estos casos han salido a la superficie después de que estos tipos se paseasen durante años por distintas ONG, que por cierto, reciben millones de euros de subvenciones, de los que llegan a los desposeídos una cantidad ínfima. Todos estos tipejos han cobrado mucho dinero y han vivido como reyes a costa de la gente con buen corazón. Los dirigentes viven como reyes, los empleados tampoco viven mal, y la gente a la que se supone tienen que ayudar sigue en la pobreza y encima siendo vejada, humillada, extorsionada por canallas como estos.

Cuando escribo el artículo aparece una información terrible sobre violencia sexual sobre los niños. El resultado de una investigación independiente encargada por la Iglesia católica de Francia a raíz de varios casos de abusos sexuales ha sido demoledor: más de 330.000 menores fueron víctimas de abusos sexuales, de los cuales 216.000 por parte de sacerdotes y religiosos y el resto por seglares o laicos de la iglesia desde el año 1950 hasta 2020. Este estudio ha identificado entre 2.900 y 3.200 religiosos pederastas. El 80% de las víctimas son varones de entre 10 y 13 años.

Eric de Moulins BeaufortLos datos son aterradores. Durante años la iglesia no ha tomado medidas para acabar con los pederastas dentro de sus parroquias, colegios y otras instituciones. Los pederastas han actuado impunemente. La Iglesia ha hecho durante años lo mismo que las ONG: cambiar a los pederastas de lugar, en lugar de denunciarlos para cumplir las penas a las que habrían sido condenados.

En el colmo del cinismo, la iglesia francesa pretende pagar las indemnizaciones a las víctimas con el dinero de los feligreses. Lo dice Eric de Moulins-Beaufort, presidente de la Conferencia Episcopal francesa: "Uno de los retos de este asunto es que todos los fieles se sientan preocupados. No culpables, pero juntos como Iglesia, somos responsables de estas víctimas".  ¡Qué desfachatez! Los culpables son los pederastas, y vosotros, los dirigentes, los responsables por no denunciarlos.

A pesar de todo, la iglesia católica ha sido capaz de encargar un estudio que la deja en una situación crítica. Esperemos que otras iglesias, así como las ONGs o cualquier institución dedicadas a la atención de los débiles y sobre todo de los niños, tomen nota e investiguen las actuaciones de sus dirigentes y colaboradores. Porque ¿dónde están los pederastas? Donde hay niños. Hay miles de ONG en todo el mundo dedicadas, supuestamente, a ayudar a los niños. Hay que protegerlos y para eso hay que mantener lejos de ellos a los malvados.

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 110 invitados y ningún miembro en línea