Ángela

18-9-2022

De vergüenza ajena

Estamos asistiendo a un espectáculo lamentable. Días enteros la radio, la prensa y la televisión llorando la muerte de la reina de Inglaterra, la monarquía que representa lo peor del mundo. Las televisiones no cesan en su afán de mostrar su dolor ante tamaña pérdida. Que la Comunidad de Madrid declare tres días de luto por la muerte de Isabel II, reina del país históricamente enemigo de España, es ridículo. España olvida más de lo que debiera, Inglaterra, nunca. Sirva de ejemplo una fecha de una guerra que no tiene nada que ver con nosotros: la guerra de las Malvinas. En 1982 estalla la guerra entre Inglaterra y Argentina, dura unos meses, del  2 de abril de 1982 al 14 de junio. ¿Cuándo celebran el gran desfile de la victoria de Inglaterra? El 12 de octubre, día de la Hispanidad. Ellos sí saben quién es su enemigo histórico.

Todas las monarquías tienen sus cosas raras, pero a la inglesa no le falta de nada: un rey nazi, el marido de la reina un eugenista maltusiano, emparentado con nazis; un hijo de la reina acusado de abuso de menores (no salía de la isla del perverso Epstein); una muerte, la de Lady Di sobre la que han caído chorros de tinta, de la que tarde o temprano se sabrá si fue un accidente o un asesinato disfrazado de accidente (los servicios secretos en general y los ingleses en particular son especialistas en hacer pasar los asesinatos que cometen por accidentes); en fin, una familia ejemplar y una reina, sobrina, esposa, y madre o muy tonta como para no enterarse de lo que hacen los que la rodean, o lo sabía y le parecía bien, o lo sabía y lo dejaba pasar. No hay más opciones.

EduardoyHitlerLa familia real inglesa esconde muchos secretos y se lava la cara para que no se los vean. Para empezar no son Windsor. Se inventan el nombre de Windsor para esconder su origen alemán: los Sajonia Coburgo-Gotha. El cambio lo decide Jorge V en 1917 en la I Guerra Mundial para que sus súbditos no los relacionen con sus enemigos alemanes. Los aviones alemanes que estaban bombardeando Londres se llamaban Gotha G.IV; que los aviones que bombardeaban a la población se llamaran igual que el rey no beneficiaba a la corona.

La reina Isabel II llegó al trono cuando su tío Eduardo VIII tuvo que abdicar no porque quisiera casarse con una divorciada, esa es la excusa que pusieron y que todavía repiten los periodistas haciéndonos creer en una historia de amor. Eduardo VIII, el que enseñaba a su sobrina, la futura reina, los saludos nazis, abdicó porque era nazi y estaba dispuesto a todo para que el nazismo se impusiera en las islas británicas. No era el único nazi, pero después de algunos titubeos, ganan los que ven a Hitler como un peligro y se oponen a él.

La reina Isabel se casó con Felipe de Edimburgo. Las tres hermanas del duque de Edimburgo estaban casadas con príncipes nazis, y el marido de una de ellas (Sophie) el príncipe Cristóbal de Hesse-Cassel, fue jefe de Forschungsamt (Dirección de Investigación Científica),

una sección especial de inteligencia dirigida por Hermann Göring, y también fue Standartenführer (coronel) de las SS con Heinrich Himmler. Los cuatro cuñados de Philip, con quienes vivía Felipe, se convirtieron en funcionarios de alto rango del Partido Nazi.

FelipeylosnazisEl marido de la reina vivió rodeado de nazis y Felipe de Edimburgo era muy amigo de sus cuñados. Educado en la corriente eugenésica de los años 1930, la misma que llevó a los nazis a hacer experimentos brutales sobre las personas;  maltusiano, de esos que creen que somos demasiada gente en el mundo, llega a decir: “En el caso de que me reencarnara, me gustaría regresar como un virus letal, para contribuir en algo a resolver el problema de la superpoblación." (Deutsche Press Agentur (OPA), en agosto de 1988). Y luego se sorprenden cuando su nieto Harry se viste de nazi para ir de fiesta. De casta le viene al galgo.

Este elemento junto con otros maltusianos como el ex miembro del Partido nazi (se salió del partido cuando le dijeron que se iba a cansar con la princesa y luego reina Juliana), el Príncipe Bernardo de los Países Bajo, fundó en 1961 la World Wildlife Fund una organización que defiende la destrucción del hombre en nombre de la ecología.

Su hijo es el continuador de la ideología maltusiana de este bárbaro y por ello en junio de 2020, el Príncipe Carlos cofundó la Gran Iniciativa de Reinicio (The Great Reset) del Foro Económico Mundial junto con su colega Klaus Schwab, ese que dice que no tendremos nada pero seremos felices.

IsabelitasaludonaziAl ahora rey Carlos III  le hemos visto enclavijar las mandíbulas cuando le ponen el tintero donde no deben. Hasta los dientes saca. Un tipo incapaz de contenerse. Si eso lo hace en público ante millones de personas, qué no hará en la intimidad. Hablando de Intimidad, uno de sus íntimos amigos Jimmy Savile, presentador de televisión, fue acusado de centenares de abusos sexuales y pederastia realizados durante más de treinta años. ¿Los servicios secretos no informaban al príncipe de las fechorías de su amigo que entraba al palacio como Pedro por su casa? Como premio a su carrera a Jimmy Savile le nombraron Caballero del Imperio Británico.

Una monarquía malvada de principio a fin. Los periodistas, sirvientes de sus empresas, nos presentan a la reina como la buena de la película, pero ella ha estado al frente de todas las barbaridades cometidas por sus gobiernos en los últimos setenta años. Inglaterra ha participado junto a EEUU, y en ocasiones la OTAN, en todas las guerras habidas en el mundo desde que comenzó su reinado; sin ir más lejos, las guerras de Afganistán, Iraq, Siria, Libia…; y ha  participado en la desestabilización de países como Yemen en apoyo de sus amigos, tan demócratas ellos, de Arabia Saudí. No hay una sola guerra en la que no haya participado la monarca de Reino Unido.

vestidas de lutoEn cuanto a su fortuna, el diario ABC hace un resumen del libro Who owns the world (¿Quién posee el mundo?), del irlandés Kevin Cahill, en el que éste da una serie de datos: “En su condición de jefe de Estado de 32 países de la Commonwealth, la Reina Isabel II es la mayor terrateniente "legal" del planeta, con un total de casi 27 millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente un sexto de la superficie terrestre no cubierta por los mares”… “Por otro lado, escribe también Cahill, de los 24 centros financieros off-shore -eufemismo de paraíso fiscal- que existen en el mundo, 14 tienen a la Reina como jefe de Estado o son dependencias del Reino Unido”.

Que los ingleses lloren la muerte de su reina, aunque sea la mayor terrateniente del país junto con la nobleza, que estén viendo que su reina tiene joyas de valor incalculable mientras ellos viven en condiciones cada vez más precarias, allá ellos, pero que las televisiones españolas nos muestren veinticuatro horas al día el boato de esta monarquía es vergonzoso. Hasta presentadoras de televisión han salido vestidas de negro como si llevaran luto por un familiar. De risa si no fuera de pena. ¡Un poco de dignidad, coño!

Usted no tiene permisos para dejar comentarios, tiene que registrarse. Gracias.

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 85 invitados y ningún miembro en línea