Ángela

23-1-2023

La jeta de Greta

La repelente niña Greta se ha convertido, ya mayor de edad, en la jeta Greta. Desde que sus padres (que deberían estar en la cárcel por explotación de menores) encontraron un chollo en la niña y la pusieron a trabajar, Jeta Thunberg se ha aprendido los trucos para aparecer en Gretaalasillitalareinatodos los medios de comunicación. Su última “performance” ha sido la “detención” con los policías o supuestos policías llevándola a la sillita la reina que nunca se peina tra la la la…, riéndole las gracias, mientras los contratados preparan la escena para que todo quede perfectamente y filman el vídeo y sacan fotos que ocuparían al día siguiente las portadas de todos los periódicos. La jeta Greta no tiene vergüenza, pero lo de los policías haciendo el ridículo y, sobre todo, lo de la prensa dedicándole las portadas a un montaje tan burdo como éste, es lamentable. Como no tienen escrúpulos, son capaces de admitir que, efectivamente, era un montaje pero que todo vale para concienciar a la sociedad sobre el cambio climático. No me extrañaría nada.

Los medios de comunicación le dedican páginas a y páginas al apocalipsis. El cambio climático provocado por el hombre malo va a acabar con la vida sobre la tierra. Y, además de a la Jeta Greta, publican artículos siempre que vayan en el sentido “correcto”, nunca jamás estudios que critiquen esta visión apocalíptica aunque los hayan realizado investigadores tan preparados o más que los que apoyan la idea del cambio climático, negativo por supuesto, “provocado por el hombre”.

PatrickMoorePatrick Moore, cofundador de Greenpeace es uno de los insultados por el ecologismo vigente, empezando por la organización que él fundó que lo acusa de estar pagado por la industria nuclear entre otras cosas. No sé si pueden demostrar la acusación, pero lo que sí es seguro es que Greenpeace recibe donaciones millonarias de las grandes petroleras a través de fundaciones como la Fundación Rockefeller, la fundación Marisla de la familia Getty, y otras.

Insultan a Patrick Moore porque desde que dejó Greenpeace en 1985 denuncia no sólo a esta organización, sino a todo el movimiento ambientalista dedicado "principalmente a crear narrativas, historias, que están diseñadas para infundir miedo y culpa en el público para que el público les envíe dinero". De Greenpeace dice que trabaja "a puerta cerrada con otros operativos políticos en la ONU, el Foro Económico Mundial, organismos principalmente de naturaleza política", para terminar diciendo que el cambio climático al que se adhieren no solamente los ecologista, con Greenpeace a la cabeza, sino todas los medios de comunicación y grandes corporaciones, es una estafa.

Pocos periodistas entrevistan a Patrick Moore. Como tampoco entrevistan a investigadores como el Dr. Wallace Manheimer, doctor en Física del MIT que, como refleja el artículo de The Daily ScepticNet Zero Will Lead to the End of Modern Civilisation, Says Top Scientist, considera que no hay base científica para esperar una crisis climática por exceso de dióxido de carbono en la atmósfera, y que las llamadas energías renovables como la eólica o solar no son alternativas a los combustibles fósiles o a la energía nuclear, y las consecuencias de su imposición serán un desastre económico, social y medioambiental. “La falsa crisis climática promovida por un

complejo industrial climático formado por algunos científicos, la mayoría de los medios de comunicación, industriales y legisladores, es una "tragedia para la civilización moderna”.

RichardlindzenNo son los únicos, hay más investigadores, vallientes ellos, que ponen en solfa la “crisis climática”.

n el mismo artículo, el Dr. Wallace Manheimer, menciona a Richard Siegmund Lindzen, profesor emérito del MIT, físico especialista en el estudioso de la atmósfera, y una de las principales autoridades mundiales en movimientos de fluidos geológicos, que declara:

“Lo que sin duda se preguntarán los historiadores en los siglos venideros es cómo una lógica profundamente errónea, oscurecida por una propaganda astuta e implacable, realmente permitió a una coalición de poderosos intereses especiales convencer a casi todo el mundo de que el CO2 procedente de la industria humana era una peligrosa toxina destructora del planeta. Esto será recordado como el mayor engaño de masas en la historia del mundo - que el CO2, la vida de las plantas, fue considerado durante un tiempo como un veneno mortal”.

 

Artículo original del Daily Sceptic Net Zero Will Lead to the End of Modern Civilisation, Says Top Scientist

Traducción del artículo original de Sott.net: El modelo "Carbono Cero" llevará al fin de la civilización moderna, según un científico de alto nivel

Manuel Lamas. La familia Rockefeller, accionista de Exxon, financia a Greenpeace

 

Formulario de acceso

Introduce tus datos.

Si deseas publicar o hacer comentarios puedes registrarte.

Ensayo

Búsqueda

En línea

Hay 101 invitados y ningún miembro en línea