Ángela

VIVIR

ANTONIO RIVERO TARAVILLO
(Melilla, 1963)

Taravillo

Si no es bisiesto,
un año se descompone
en trescientas sesenta y cinco zancadillas.
Por el contrario, una vida
se va –se fue– en un suspiro.
Lo que tarda en picar una cobra.
Lo que se toma una bala
en atravesar un naipe que es
en realidad una carta del Tarot.
La vida es haber eludido
tantos traspiés,
resbalar sobre el cartón satinado
y dejar de ser bípedo, un charco
de sangre que se va,
no de semen que viene.
Vivir es ensayar esa caída.

Inés

Me ha gustado mucho, sobre todo esta parte del poema:  "quien siembra muros no recoge nada".
Siempre pensando en el perdón, en el orgullo, en la duda de tender la mano de nuevo, con el miedo de ser mordido, otra vez....pero también con la sabiduría del amor que nos permite volver y no retroceder, como dice el poeta y esperar al otro y darle la mano para avanzar juntos, otra vez.

¿Cómo hacerte saber?

Mario Benedetti
(4 de septiembre de 1920, Paso de los Toros, Uruguay - 17 de mayo de 2009, Montevideo, Uruguay)

Benedettiriendo

¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno solo tiene que buscarlo y dárselo.
Que nadie establece normas salvo la vida.
Que la vida sin ciertas normas pierde forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no está prohibido amar.
Que también se puede odiar.
Cómo hacerte saber que nadie establece normas salvo la vida!
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí, hiere mucho.
Que las heridas se cierran.
Que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.

Ángela

INVOCACIÓN

Raquel Lanseros
(Jerez de la Frontera, España, 1973)

RaquelLanseros

Que no crezca jamás en mis entrañas
esa calma aparente llamada escepticismo.
Huya yo del resabio,
del cinismo,
de la imparcialidad de hombros encogidos.
Crea yo siempre en la vida
crea yo siempre
en las mil infinitas posibilidades.
Engáñenme los cantos de sirenas,
tenga mi alma siempre un pellizco de ingenua.
Que nunca se parezca mi epidermis
a la piel de un paquidermo inconmovible,
helado.

Ángela

Poemas de Amor (II)

Darío Jaramillo

(Santa Rosa de  Osos, Antioquia, Colombia, en 1947)

DarioJaramilloAgudelo

Podría perfectamente suprimirte de mi vida,
no contestar tus llamadas, no abrirte la puerta de la casa,
no pensarte, no desearte,
no buscarte en ningún lugar común y no volver a verte,
circular por calles por donde sé que no pasas,
eliminar de mi memoria cada instante que hemos compartido,
cada recuerdo de tu recuerdo,
olvidar tu cara hasta ser capaz de no reconocerte,
responder con evasivas cuando me pregunten por ti
y hacer como si no hubieras existido nunca.
Pero te amo.

De "Poemas de amor" 1986